Weiss: “Santa Fe es una de las provincias que más está traccionando la construcción”

El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción sostuvo que junto con Buenos Aires y Córdoba, es uno de los territorios que más inversión en obra pública tiene.

En el marco del Consejo Federal de la Construcción, que se realiza en la ciudad de Santa Fe, las cámaras de todo el país debatieron temas relacionados a la obra pública y público-privada, y al salir del encuentro, Gustavo Weiss, presidente la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) a nivel nacional, señaló en diálogo con UNO Santa Fe que se trató de una reunión “muy interesante”, en la que hubo “una enorme recepción de la delegación”.

 

En esa dirección destacó que Santa Fe “es una de las provincias que más está traccionando la construcción”, y que más inversión en obra pública tiene.

 

“Los que traccionan la obra pública en todo el país son el gobierno nacional por un lado, la ciudad de Buenos Aires por el otro, y tres distritos más que son las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. Los otros distritos están con menores niveles de actividad. O sea que Santa Fe en este momento en el contexto nacional está traccionando fuertemente y con niveles de inversión importantes”, afirmó.

 

En relación a la actualidad del sector, Weiss manifestó que la construcción atraviesa un momento muy bueno desde septiembre del año pasado, después de lo que fue un período complicado, que fue precisamente la etapa en la que terminó el gobierno de Cristina Kirchner y comenzó la presidencia de Mauricio Macri.

 

En esa línea, reflejó que al actual gobierno le tocó la tarea de “recomponer contratos heredados” que venían con diversos problemas, pero que a partir de septiembre del año pasado, con la actualización de las condiciones en las que se tenían que ejecutar dichas obras, más la aparición de nuevos contratos, la construcción “crece mes a mes”.

 

Pensar en pesos

En los días previos a las elecciones primarias, el dólar marcó cotizaciones por encima de los 18 pesos, generando incertidumbre en algunos sectores. Puntualmente, ante la consulta de este medio, Weiss remarcó que la subida de la divisa norteamericana no tuvo un impacto directo en la obra pública, pero que no fue así en la obra privada.

 

“La sociedad argentina piensa los inmuebles en valor dólar, y en realidad toda la construcción en Argentina, en obras de arquitectura, de edificios, es en pesos, todos los insumos son en pesos, y el dólar no interviene de ninguna forma; pero en realidad sí, la sociedad ha tomado como reserva de valor un inmueble y lo evalúa en dólares”, explicó.

 

El empresario estimó entonces que los argentinos deben olvidar esa forma de pensar y “tratar de que la construcción vaya evolucionando en pesos, que es lo que corresponde”.

 

“Los nuevos créditos hipotecarios permiten a una familia de clase media, con posibilidad de pagar una cuota y que lo único que necesitaba era plazo, acceder a su vivienda. Son créditos en pesos, ajustables por Uva, y en ese sentido, el dólar no va a afectar directamente”, reflejó.

 

Record histórico

La Cámara Argentina de la Construcción prevé que el buen momento del sector continúe en 2018, impulsado principalmente por la obra pública, y por la reactivación de los créditos hipotecarios y que esto, a su vez, genere mayor ocupación de personal.

 

“Estamos tomando cada vez más personal y estamos cerca del récord histórico de personal que fueron 430 mil empleados, y con la senda creciente del mayor plan de infraestructura de la historia, según dice el presidente”, expresó el titular de Camarco.

 

A su vez, según señaló Weiss, el crecimiento actual está generando un cuello de botella respecto de los insumos para las obras, y la preocupación del sector empieza a pasar por este tema y por este motivo solicitó mayor inversión a las fábricas en función del crecimiento proyectado.

 

“Por ejemplo el cemento, también en este momento ya hay problemas de piedras en la provincia de Buenos Aires por las obras viales, y empiezan a haber algunas restricciones y tenemos alguna preocupación por el hierro. Es decir, necesitamos que las fábricas de insumos inviertan para abastecer la demanda que pensamos que se va a producir en los próximos años”, finalizó.

 

Fuente: Diario Uno Santa Fe.