Vicentín: “Nos tomó totalmente por sorpresa”

La aceitera local se refirió a la medida proteccionista de Estados Unidos

BIODIESEL TRABADO

La agudización del proteccionismo estadounidense contra el biodiesel argentino les cuesta digerirla a los principales players locales de la industria. Pese a la visita del vicepresidente del país norteamericano, Mike Pence, la semana pasada, entendida como el puntapié inicial para el fortalecimiento comercial, el Departamento de Comercio de Donald Trump optó por incrementar en hasta 64% los aranceles para la importación del producto.

 

Ayer, ON24 publicaba la preocupación al respecto que el director ejecutivo de la Cámara Argentina de Biodiesel (CARBIO), Víctor Castro, había manifestado en diálogo con Fisherton CNN. A ella se le suman las palabras del directivo de Vicentín, Alberto Macua, quien dijo a ON24 que esta determinación “nos tomó totalmente por sorpresa”.

 

En la misma sintonía que Castro, Macua aseguró que “en Argentina, no hay subsidios” al biodiesel, como aduce Estados Unidos, y en ese sentido indicó que los productores norteamericanos “se protegen de un país que es competitivo, como el nuestro”.

 

Según datos oficiales del sector privado, Argentina es el principal exportador mundial de biodiesel, el tercer productor mundial en base a aceite de soja y el quinto si se computan todas las materias primas. Al 2016, el país contaba con una producción de más de 2,6 millones de tn. y exportaba 1,6 millones tn., generando un negocio exportador por casi U$S 1.175 millones el año pasado.

 

“Esta medida es muy perjudicial para el complejo sojero argentino, porque el país es prácticamente el 50% de la oferta mundial de aceite y no poder hacer biodiesel implica que el precio del aceite a nivel internacional va a caer, lo que castigará al complejo sojero local, más allá de lo que significa tener una industria cerrada”, alertó Macua, en la misma línea de pensamiento que Castro: “Esto va a provocar que sobre-ofertemos el mercado de aceite, que los precios bajen y generen un menor de ingreso de divisas para la Argentina de su principal producto agroindustrial”.

 

El directivo de Vicentín señaló que hasta la semana pasada, sólo había una denuncia de EE.UU por dumping contra Argentina, pero aclaró que las exportaciones continuaban hasta esta decisión comercial, que paraliza el comercio de este producto.

 

Cabe recordar que desde 2013 también el mercado europeo está cerrado para Argentina por medidas antidumping, pese a que el país ya ha tenido dos instancias favorables ante la OMC. Las rebajas impositivas para volver a Europa debían entrar en vigencia el pasado 10 de agosto, pero el viejo continente aplazó la determinación para septiembre. “Estamos a la espera de que se reabra el mercado”, manifestó Macua, porque “Estados Unidos ahora también se cerró, con lo cual la industria exportadora de biodiésel ahora prácticamente se quedó sin mercados”, advirtió.

 

El empresario explicó que la esperanza en Europa está puesta porque “los mercados tienen lazos comunicantes, es decir, Estados Unidos es también exportador de biodiesel a Europa; entonces, si deja de recibir biodiesel argentino, probablemente pierda la posibilidad de exportar a Europa y la Unión Europea sentirá la necesidad de reabrir el mercado”. “Argentina sigue siendo eficiente para la producción de aceite y biodiesel y en algún momento los mercados se van a volver a abrir”, consideró.

 

La capacidad instalada de Argentina en biodiesel es de 4.518.000 Tn/año, al tiempo que la de Europa es de 20 millones Tn/año. En Argentina, hay alrededor de 38 plantas de Biodiesel; 12 de ellas poseen una capacidad mayor a 100.000 Tn/año. Entre ellas, Vicentín, que, según Macua, produce unas 300.000 Tn/año. La provincia de Santa Fe cuenta con 18 plantas, que registran el 79% de la capacidad total de producción nacional: 3.588.200 toneladas, según los datos oficiales del sector privado.

 

Por último, Macua se refirió a la participación del gobierno nacional en este diferendo con los grandes mercados del biodiesel y sostuvo que “hasta ahora acompañó muy bien al sector e hizo todo lo que podía hacer”. Y si bien confía en que desde el Ejecutivo “seguirán apoyando”, apuntó que “muchas veces los países tienen políticas comerciales que van más allá de la relación bilateral”.

 

Fuente: REDACCIÓN ON24