Tras responderle a Peña en duros términos, Lifschitz puso en marcha el Consejo Hídrico Santafesino

El gobernador Miguel Lifschitz presidió la constitución del Consejo Hídrico y Productivo Santafesino, órgano asesor y de consulta no vinculante para el desarrollo de políticas públicas referidas particularmente a la dinámica hídrica en relación con sistemas productivos sustentables.

El gobernador repasó los avances de la agenda para atender la emergencia hídrica.
El gobernador repasó los avances de la agenda para atender la emergencia hídrica.

Según se informó, el consejo constituirá un vínculo institucional entre los productores, sus organizaciones gremiales, el aparato científico tecnológico y las fuerzas sociales del sector rural con el gobierno santafesino.

La iniciativa fue hora después de que las administraciones de la provincia y la Nación se cruzaran –en el recinto de la Cámara alta nacional– en torno a la problemática de las inundaciones y las obras para mitigarlas en territorio santafesino. La primera piedra la había tirado el jefe de Gabinete, Marcos Peña. El funcionario, uno de los más cercanos al presidente Mauricio Macri, había recriminado a los distritos subnacionales –entre ellos Santa Fe– el reclamar fondos para trabajos hidráulicos pero no presentar los detalles de los mismos. Y Lifschitz le contestó con lo hecho durante los 16 meses de su gestión.

Tras eso, el gobernador presentó el Consejo Hídrico.

“Esta mesa, que se encuentra bajo la coordinación de los ministros de Infraestructura, de la Producción y de Medio Ambiente, es una de las propuestas que habíamos realizado en febrero pasado cuando presentamos una agenda hídrica que tenía 19 puntos de corto plazo y algunas otras medidas de mediano plazo”, señaló Lifschitz durante el lanzamiento. “Nos pareció oportuno hacer esta primera convocatoria –continuó el mandatario provincial–, dejar constituido este espacio de consulta y de trabajo, y realizar de manera conjunta un repaso de esa agenda que habíamos planteado e incorporar otras acciones que podamos conversar”.

“La conformación de este espacio es muy numerosa, porque nos parecía importante tener una representación amplia de instituciones de carácter productivo, técnico, académico y de profesionales; más allá de conformar luego comisiones de trabajo más pequeñas”, agregó Lifschitz.

LA AGENDA HÍDRICA

El gobernador repasó los avances de la agenda de medidas para atender la emergencia hídrica comprometida a principios de año, y recordó que el primer punto de esa agenda era convocar al Consejo Económico y Social: “Se convocó a una jornada de trabajo sobre el cambio climático y el impacto productivo, con la idea de avanzar sobre recomendaciones que nos pudieran servir para el abordaje de los problemas hídricos de la provincia, de donde se extrajo como conclusión un borrador del nuevo decreto reglamentario de la ley de Suelos”.

El gobernador también destacó la conformación de una Comisión de Expertos sobre Asuntos Hídricos, Ambientales y Climatológicos, compuesta por especialistas y representantes de las universidades, que ya se ha reunido en dos oportunidades. Luego, se refirió a los resultados de las reuniones bilaterales realizadas con los gobernadores de Córdoba, Chaco y Santiago del Estero. “Con Córdoba se han constituido los comité de La Picasa, del Carcarañá y se firmó el acuerdo para conformar el comité del Vila-Cululú. Con el Chaco estamos avanzando en varios proyectos de estudios y análisis de la región de los Bajos Submeridionales, que ya tienen financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI), y hemos tenido reuniones con funcionarios de Santiago del Estero por la cuenca que impacta fundamentalmente en el departamento 9 de Julio”, detalló el mandatario socialista.

Sobre el plan de Obras de Infraestructura Hidráulica para elevar al gobierno nacional, el gobernador manifestó: “Se identificaron ocho proyectos de los cuales tres ya están presentados y, al mismo tiempo, se han presentado en el ámbito de Defensa Civil nacional 11 de menor envergadura y de más rápida realización. También se identificaron dos proyectos –una obra en la cascada del arroyo Saladillo en Rosario, y una nueva represa del arroyo Ludueña en la región de Roldán y Zavalla– que pueden ser financiados por el Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgos”.

Asimismo, destacó la firma de convenios con 12 comités de cuenca para la implementación de un plan de reequipamiento, para el financiamiento “del 75% del monto estipulado para adquirir máquinas retroexcavadoras”; y la creación del Fondo de Inversión y Desarrollo para la Asistencia Financiera al Sector Tambero, que “ya está entregando créditos”, y del total de fondos disponibles “la provincia aporta $ 150 millones”. Y agregó: “Además, esperamos el aporte de otros $ 250 millones que comprometió el gobierno nacional para asistir a 1.300 establecimientos tamberos pequeños de los departamentos Castellanos, San Cristóbal, San Martín y Las Colonias”.

INTIMAN A PROVINCIAS

El defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, Guido Lorenzino, intimó a los gobiernos de La Pampa, Santa Fe y Córdoba para que no realicen obras para desagotar el agua acumulada de sus localidades hacia la provincia de Buenos Aires, y exigió al gobierno nacional que finalice obras hidráulicas y complementarias indispensables para evitar las reiteradas inundaciones en suelo bonaerense. Según Lorenzino, la intimación es ante la inundación que afecta al noroeste bonaerense por el ingreso de agua desde provincias lindantes que, al verse anegadas, realizan obras que afectan a distritos bonaerenses.

CRUCE CON EL JEFE DE GABINETE

El gobernador Miguel Lifschitz afirmó que durante su mandato no para de “poner en marcha obras hidráulicas”, luego de que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, apuntara contra la administración socialista por la situación de las inundaciones en la provincia.

“En 16 meses de mandato no hemos parados de proyectar, licitar y de poner en marcha obras hidráulicas en Santa Fe. En los últimos 40 años no hay gestión que haya hecho tanta inversión en obras públicas”, afirmó Lifschitz. En declaraciones a La Ocho, el mandatario salió al cruce de las declaraciones de Peña, quien un día antes acusó a la administración del Frente Progresista Cívico y Social de no hacer obras hídricas. “Estamos haciendo más de cien obras de hidráulica en distintos puntos de la provincia. Recién en enero, frente a la segunda emergencia hídrica, el gobierno nacional nos ofreció la posibilidad de financiar algunas obras hidráulicas en Santa Fe. Inmediatamente nos pusimos a trabajar en proyectos para la Nación”, dijo.

Peña había afirmado durante la sesión en la que brindó informes al Senado: “Respecto de la cuestión de las inundaciones, esto nos pasa en varias provincias, y muchas veces nos solicitan recursos para obras, pero, cuando les pedimos el proyecto para esos trabajos, no está”.

“Esta situación genera un doble inconveniente, porque la primera pregunta es por qué no está el proyecto si esos problemas se saben desde hace mucho. En particular, es una objeción que le hicimos al gobernador de Santa Fe”, dijo el ministro macrista.

Además, Peña remarcó: “Después de muchos años de gestión del mismo sector político (por el socialismo), las obras estructurales no fueron hechas ni diseñadas, y Santa Fe es una provincia rica en recursos”.

Fuente: El Ciudadano & la gente.