Tras la devaluación se desplomó el consumo en Santa Fe

Bolsillos flacos

Fuerte baja en demanda de autos (20,12%) y cemento (15,89). Las ventas en supermercados cayeron 5,59. La crisis cambiaria expolió los salarios, las altas tasas ahuyentan la toma de crédito y se frenó la obra pública

 

Un informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz revela una pronunciada caída del consumo en la provincia, en especial desde que se desató la crisis cambiaria, en abril pasado.

 

En supermercados, la caída en las ventas fue del 5,59% en abril, respecto al mismo mes del año anterior. También hubo una estrepitosa caída del 20,12% en el patentamiento de autos cero kilómetro en junio, producto de la alta tasa de interés, y de 15,89% en la venta de cemento portland, en mayo, por el freno en la obra pública.

 

Las ventas en los supermercados sumaron un total de 1.613 millones de pesos en la provincia en abril, lo que representa un aumento de 21,93% respecto al mismo mes del año anterior. Teniendo en cuenta que la inflación acumulada en los supermercados santafesinos fue de 27.52% (según el Índice de Precios de Consumidor de Ceso), se evidencia una clara retracción en el consumo.

 

Los rubros que menos aumentaron las ventas fueron lácteos 5,38% (representa un 10,1% del total de ventas) y alimentos preparados y rotisería 2,64% (1,5%).

 

Los rubros con mayor crecimiento en las ventas a precios corrientes en la provincia fueron los productos electrónicos y artículos para el hogar, con un aumento del 45,9%, y bebidas con un crecimiento del 35,3%. Estos rubros representan en conjunto un 15,7% de las ventas totales de los supermercados.

 

Los rubros que representan una mayor proporción de ventas para los supermercados santafesinos son almacén (32,9%) y artículos de limpieza y perfumería (16,2%). Estos rubros aumentaron sus ventas a precios corrientes un 26,75% y 26,5% respectivamente.

 

Esta retracción de las ventas en supermercados se dio en el mes que comenzó la crisis cambiaria. El aumento del dólar, cercano al 50%, los tarifazos y la suba de los combustibles impulsaron una aceleración inflacionaria que puso en jaque la meta de inflación delimitada en el acuerdo stand by con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

Si bien hay sindicatos que obtuvieron aumentos salariales por encima del 25%, como Camioneros, la mayoría cerró alrededor del 15%. El techo al aumento salarial también impone un techo al consumo, principal motor de la actividad económica que, según en Indec, cayó un 5,8% en mayo.

 

El consumo en la provincia de Santa Fe es una variable de suma importancia como motor de la demanda agregada y por tanto de la actividad económica. Su incremento no sólo produce un círculo virtuoso de más empleo y producción sino también es un indicador de movilidad social.

Autos y cemento a la baja

El patentamiento de autos cero kilómetro tuvo una estrepitosa caída del 20,12% en junio de 2018, respecto al mismo período del año anterior, según Ceso. La suba de la tasa de interés, ya que la mayoría de este tipo de ventas se hace mediante algún tipo de financiamiento, fue lo que golpeó a este rubro. En abril había tenido un aumento del 13,85% y en mayo había sido del 11,58%.

 

El consumo de cemento portland cayó un 15,89% en mayo de 2018, respecto al mismo mes del año anterior. En abril había subido un 9,44%.

 

En términos absolutos, el primer trimestre de 2018 fue el de mayor consumo de cemento portland de la historia en la provincia de Santa Fe, y lo mismo sucedió a nivel nacional. En la provincia se vendieron 426.296 toneladas durante los primeros cinco meses de este año.

 

Sin embargo, la crisis cambiaria marcó un cambio de tendencia en el sector, sumado al freno en la obra pública. En el mes de abril se produjo una desaceleración y en mayo una caída del 15,9%. Desde octubre de 2016 no se producía una caída de esta magnitud.

 

 

 

Fuente: El Ciudadano Web.

A %d blogueros les gusta esto: