Santa Fe solicita que se revea el nuevo calendario de feriados

Polémica. El secretario de Turismo se mostró en contra de trasladar fechas patrias que son “sensibles” para los argentinos. Dijo que los feriados puentes beneficiaban a la región. “Desde el Consejo Federal nos opusimos y no fuimos atendidos”, afirmó

Cabañas. El Gobierno sostienen que los feriados beneficiaron a la provincia de Santa Fe
Cabañas. El Gobierno sostienen que los feriados beneficiaron a la provincia de Santa Fe

El decreto del presidente Mauricio Macri que modifica el esquema de feriados en el país continúa generando polémica. La decisión de que dejen de ser “inamovibles” los días 24 de marzo, 2 de abril y 20 de junio despertó críticas de las organizaciones de derechos humanos, de los centros de exsoldados combatientes de Malvinas y del municipio de Rosario.

El gobierno de Santa Fe se alzó también contra las modificaciones del calendario 2017. Fue el gobernador Lifschitz quien dijo que el traslado de los feriados es una “falta de respeto hacia millones de argentinos”. También se sumó el secretario de Turismo de la Provincia de Santa Fe, Martín Bulos, quien destacó dos situaciones: “Por un lado la decisión de trasladar feriados que son parte de la nuestra historia, y sensibles para muchos argentinos, y por el otro lado dar marcha atrás con un esquema de feriados puentes que habían beneficiado mucho a Santa Fe, en lo que se considera como el turismo emergente.
El funcionario criticó la decisión de hacerlo a través de un decreto de necesidad y urgencia, cuando no era un tema de “mucha urgencia”. En tanto, recordó que el Consejo Federal del Turismo se había expresado en contra del nuevo esquema de feriados y lamentó que no haya sido escuchado.
En diálogo con Diario UNO, Bulos manifestó: “Hay fechas que no se pueden cambiar. Hay días que tienen que ver con una tradición histórica y otros que impactaban desde el punto de vista turístico. Con destinos emergentes, como los nuestros, la política de los fines de semana largos fue muy eficiente e importante”
“Esto se realizó mediante un decreto de necesidad y urgencia, cuando podría haberse discutido a su debido tiempo, no era un tema tan urgente a modificar. Por supuesto que quisiéramos que se revea” , agregó.
El funcionario provincial aclaró que las discrepancias no son solo por el 20 de junio (Día de la Bandera) sino también por el 24 de marzo y 2 de abril. Consideró también que se mezclan fechas turísticas con otras sensibles e importantes para los argentinos. “Yo creo que hay que respetar las fechas sensibles y después tener en cuenta el desarrollo del turismo. Hablamos de un turismo federal, un turismo que defiende a los destinos emergentes”, afirmó.
Consultado sobre la eficacia de los feriados “puentes”, dijo: “Sirvieron mucho. Sí, absolutamente. Esa política de fines de semana largos con feriados puentes hizo que la gente se moviera en viajes cortos, en destinos cercanos y en eso nos ha beneficiado”.
“Nosotros en el Consejo Federal de Turismo sacamos una declaración hace unos meses oponiéndonos a la modificación de esta política. Evidentemente no fue atendida. En general, la mayoría de las instituciones y los que están ligados al negocio turístico, a la industria del turismo se han opuesto a estas modificaciones”, recordó.
Cabañeros
Para los empresarios que administran cabañas sobre la costa santafesina, el problema no pasa por un “calendario de feriados, ni por un decreto”. Para Guillermo Kees, cabañero e integrante de la Cámara de Turismo de Santa Fe, “el escenario se va a modificar reactivando el país”.
En diálogo con el matutino, hizo referencia a los fines de semana superlargos y comentó: “Lo que hemos notado en los últimos dos años es que los feriados puentes concentraban la demanda y después caída abruptamente la actividad. El resto de los fines de semana estábamos prácticamente vacíos”. El empresario entiende que antes la demanda se encontraba “más repartida” en todo el año pero que los últimos calendarios modificaron ese esquema de reservas.
“Mucho tiene que ver la situación económica de la gente. Estamos atravesando un momento muy duro y nuestra actividad es la primera en resentirse por una cuestión lógica, la gente prioriza otros gastos. Entonces, si la gente está pasando un buen momento económico no necesita de ningún decreto, sino que elige y se toma las vacaciones. Entonces, pueden inventar lo que quieran pero la única salida es reactivar el país con trabajo”, planteó.
Guillermo Kees insistió con su teoría: “El que está ilusionado con irse a una cabaña, cuando tiene plata va. Cuando no tiene plata les podés poner el feriado que quieras pero no va a poder ir. Y hoy está pasando eso. Todos aquellos que estamos en regla, dentro de la ley, venimos subsidiando con otros trabajos la actividad para no despedir gente”.

Balance de temporada

El secretario de Turismo de la provincia señaló que la crisis hídrica afectó a varias ciudades que son parte de la agenda turística a partir de sus espectáculos musicales. “Se han suspendido muchísimas fiestas populares. Esas fiestas son la base para el desarrollo interno y sustentable. Es un movimiento importante entre los mismos santafesinos y también de provincias aledañas. Se están reprogramando muchos espectáculos. Hay algunos que se han pasado para febrero pero otros que se han perdido”, indicó.
“Si bien no hubo crecida del río Paraná, fueron afectadas las rutas y muchos ingresos a localidades. Además, las imágenes que se podían ver de la provincia por la inundación hace que la gente desista de viajar a zonas donde podría tener inconvenientes”, finalizó Martín Bulos.
Fuente: Diario Uno, de Santa Fe