Sanción ejemplificadora a tres jóvenes.

Dos varones y una mujer entre 18 y 19 años, ahora ex alumnos del Colegio San Roque, fueron sancionados por llamados telefónicos de amenazas de bombas.

Milagros Parodi, Fiscal que llevó a cabo la investigación, sostuvo que cada uno pagará $20.000 y deberán prestar sesenta horas de servicios comunitarios al Nodo Nº 1 de Salud.