Reina Xiomara, candidata de la mano de Castells

Reina Xiomara Ibáñez tiene 25 años y se postula para las próximas elecciones legislativas (Paso) como candidata a diputada nacional por el Movimiento Independiente Justicia y Dignidad, cuyo referente es el dirigente social Raúl Castells.

Soy la primer trans en ser candidata a diputada nacional”, dijo Reina Xiomara.

“Me sumé a su espacio porque me interesan sus propuestas. Hace mucho que lo sigo a él y a Nina Peloso (su compañera)”, sostuvo Ibáñez, quien en caso de sortear con éxito las internas se transformaría en la primera postulante trans al Congreso.

Por la ley de Identidad de Género –sancionada en mayo de 2012– pudo obtener su DNI con el nombre que la representa desde hace años.

Ibáñez, activista por los derechos del colectivo, explicó que se registraron algunos avances, mientras que en el acceso a la salud integral sigue siendo el aspecto que más retraso presenta en casi todo el país.

“Hay muchas personas que están esperando por los implantes mamarios y la vaginoplastia. En la provincia de Santa Fe se viene cumpliendo pero muy lentamente. Hay chicas anotadas desde 2015 y yo soy una de las que viene visitando al cirujano en el Cemar, desde hace casi un año y medio, y aún sigo sin poder operarme. Queremos que se cumpla con el artículo 11 de la ley de Identidad de Género”, sostuvo la candidata a diputada.

En 2015, Reina se había postulado en el segundo lugar de una lista de concejales también por el Movimiento Independiente Justicia y Dignidad. “En esa oportunidad estuve muy conforme, a pesar de que no haya alcanzado los votos necesarios, sostuvo.

Ibáñez contó que siempre le gustó la política y desde hace años milita en el mismo partido cuyo referente es el dirigente político Raúl Castells.

“Soy la primera trans en ser candidata a diputada nacional. Estoy agradecida a mis compañeros y al movimiento que me dieron la oportunidad de esta candidatura”, subrayó Reina Xiomara.

Ella reparte su tiempo entre el trabajo y reuniones en diferentes barrios y centros comunitarios y en la entrega de alimentos. “Recorro los barrios, hablo con los vecinos, y todos piden lo mismo: trabajo y vivienda”, aseguró.

Con respecto a las propuestas, apuntó, en el caso que llegue con los votos, representará al colectivo LGTB, a los pueblos originarios, a los jubilados, a los trabajadores y desocupados.

“Voy a ser el referente de los que más necesitan. Son pocos los que representan a la clase trabajadora. El colectivo todavía es uno de los sectores más vulnerados y discriminados. Falta mucho camino por recorrer”, advirtió Reina.

En referencia al gobierno de Mauricio Macri,  precisó que “está en contra de los trabajadores y de los derechos humanos. Hay muchas pymes y fábricas que están cerrando. La base fundamental es un proyecto que tenga como horizonte la inclusión y el ascenso social”.

Y concluyó: “Quiero llegar a una banca para trabajar por gente que más lo necesita independientemente de si consigo una banca o no, vamos a seguir trabajando. Espero que la gente me apoye”.

Su historia

Reina se dio cuenta en su adolescencia que no se sentía cómoda con su cuerpo y descubrió que se sentía mujer.

“Me fui dando cuenta de a poco. Me obligaban a jugar a la pelota, a hacer cosas de varones y yo no quería. Mi familia me dijo que cambie o que me vaya. A los 14 años me rebelé y me fui”, contó.

Pasó el tiempo y luego de una enfermedad que le tocó padecer a su madre, se acercaron y reiniciaron el vínculo de madre e hija. “Ahora tengo una relación más estable con mi familia y les demostré que pude hacer mi vida sola”, contó con una sonrisa orgullosa.

Fuente: El ciudadano & la gente.