Reforma laboral: gremios de Rosario y el Cordón van a la pelea

“Estaremos el miércoles 29 en el Congreso para rechazar las propuestas del gobierno nacional que en el plano laboral, previsional y fiscal proponen una multimillonaria transferencia desde los sectores populares hacia el poder económico concentrado”, dijo el secretario de Prensa de La Bancaria Rosario, Francisco Greco.

Nada bueno. El Movimiento Sindical Rosarino rechaza la reforma laboral pero también la previsional y la tributaria.

El dirigente anunció así la determinación de un amplio abanico sindical local, que involucra al Movimiento Sindical Rosarino, las dos CTA y gremios vinculados al moyanismo, como Camioneros y Recolectores de Residuos, de movilizarse a Buenos Aires contra el paquete que incluye la reforma laboral, sobrepasando a la conducción de la CGT, que eligió negociar una reducción de daños y niega que el cambio de reglas que busca imponer el oficialismo recorte derechos laborales.

 

 

“Tal como lo viene sosteniendo el secretario nacional de La Bancaria, compañero Sergio Palazzo, las tres reformas propuestas están íntimamente vinculadas, ya que la previsional afecta a los jubilados, la laboral modifica a la baja la situación de los trabajadores y la tributaria ocasiona un grave desfinanciamiento de la seguridad social”, puntualizó Greco, reproduciendo el análisis que trazó Palazzo el fin de semana pasado en Luján. Allí, en la localidad bonaerense, el referente de la Corriente Federal de Trabajadores, además de ratificar el rechazo total a las reformas laboral, jubilatoria y tributaria, presentó al entramado gremial que articula la resistencia como “CGT Luján”. La convergencia es similar a la que se dio en Santa Fe con el todavía flamante MOS, del que participan la CTA de los Trabajadores, la Corriente Federal, el Movimiento Sindical Rosarino y varias regionales de la CGT – Santa Fe, San Lorenzo, Venado Tuerto, Rafaela y Reconquista– cuya posición aumentó la distancia con la reunificada CGT nacional.

 

 

“Fueron muchos años de lucha y movilización para volver a recuperar conquistas y de un plumazo no las van a poder quitar. Debemos estar movilizados y unirnos todos los trabajadores para evitar el pisoteo patronal junto a este gobierno, y la CGT deberá estar junto a los trabajadores o será cómplice de una intentona antiobrera”, señaló con transparencia el titular de los Petroquímicos (Soepu) y adjunto en la CGT Regional San Lorenzo, Mauricio Brizuela.

 

 

En ese marco, ayer en el Cordón Industrial se seguían sumando gremios a la convocatoria a Capital Federal. Además de Soepu ya confirmaron su presencia en la protesta Peajes (Sutracovi), Químicos de San Lorenzo, el Soepu (Petroquímicos) y la CGT Regional, que conduce el titular de Municipales de Capitán Bermúdez, Jesús Monzón.

 

 

Con todo, la protesta gremial fue convocada para las 15 con la participación de todo el arco sindical disidente a nivel nacional y también con entidades como la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep), la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo, que alberga a empresas recuperadas. También se sumará el Frente de Izquierda y los sectores sindicales que le responden, aunque lo harán como parte de una “columna independiente”.

 

 

De corazón

Hasta que se confirmó la movilización gremial, organizaciones kirchneristas planificaban una movilización al Congreso también para este miércoles pero por la mañana, para acompañar a la ex presidenta Cristina Fernández en la jura –ese día a las 10.30– como senadora nacional junto a otros 23 legisladores que completarán la renovación de un tercio de la Cámara alta.  Empero, ella misma desvió la concentración: “Les agradezco de corazón, pero creo realmente que ese día el esfuerzo de todos tiene que estar junto a los trabajadores para que el gobierno escuche que no se puede ir para atrás, que no queremos seguir perdiendo derechos”.

 

 

Mesa chica

La mesa chica de la CGT se reunirá para definir una posición en torno a las reformas laboral, previsional y tributaria, ahora a la luz de la convocatoria a la protesta del miércoles y tras la advertencia del propio papa Francisco –altos dirigentes cegetistas viajaron al Vaticano el jueves último– sobre pérdida de derechos de los trabajadores. Una de las alternativas que se barajan es el llamado a un comité central confederal.

 

 

Fuente: El Ciudadano Web.