Reemplazan por luces led más de 600 lámparas de sodio de las calles

Los artefactos son más caros pero consumen un 40 por ciento menos. Además, alcanzan a duplicar la vida útil de las actuales luminarias. En la ciudad capital, hay 37.000 puntos de alumbrado público.

0007945357La Municipalidad de Santa Fe avanza con el recambio del alumbrados público. En la ciudad están siendo reemplazadas 680 lámparas de sodio por luces led. Se trata de la luz blanca que muchos santafesinos ya pueden reconocer por algunas arterias de la ciudad.
El proceso comenzó por Bulevar Gálvez, desde Vélez Sársfield hasta Freyre; también calle Rivadavia, desde Mendoza hasta Mariano Comas. Además, se va a proceder a sustituir la iluminación de la colectora y del cantero central de la avenida Alem.
A partir del Metrofé, Blas Parera podrá contar con la misma tecnología. La intención del municipio es continuar sobre Urquiza y seguir avanzando en aquellas avenidas y calles en donde la iluminación no es “colgante” y se realiza a través de columnas.
Los artefactos son más caros que los actuales y pueden valer un 40 por ciento más, aunque los beneficios también son importantes. Desde el área de obras públicas de la Municipalidad destacan las prestaciones que brinda la luz led. Aseguran que permite ahorrar al menos un 40 por ciento de energía pero además duplica la vida útil.
En la ciudad hay en total 37.000 puntos de luz. Las lámparas de sodio o halogenadas son llevadas a otros lugares de la ciudad donde hace falta, ya que mensualmente se reparan o reponen entre 300 y 400 luminarias.
En diálogo con Diario UNO, el secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, Ricardo Alcaraz, manifestó: “Ganamos en eficiencia. Al ser una luz blanca, primero te define mejor los colores porque ilumina más. Pero además genera un ahorro energético. El consumo de la lámpara de sodio significa un 40 por ciento de ahorro. Además, tiene una vida útil mayor y el mantenimiento es mucho menor. Por otro lado, al tratarse de una luz fría provoca que ante un bajón de tensión no deban pasar unos minutos para que se vuelva a prender. Los bajones también generan que se rompan los filamentos de las actuales lámparas. Con el led no tenés esos problemas. Es decir, no se quema el foco”.
Respecto a la vida útil de los artefactos, dijo: “En led, vos tenés una vida útil entre 10.000 y 15.000 horas de encendido y en las lámparas de sodio es entre 4.000 y 5.000 horas. Entonces, se está duplicando la vida útil”.
El funcionario sostuvo que de esta forma se necesita realizar menos mantenimiento y se gana en eficiencia. “Baja el mantenimiento de esa luminaria que es cambiada. Entonces, las cuadrillas municipales no tienen que estar encima de las luminarias, cuestión que nos sucede con las lámparas halogenadas y sodio de alta presión. Con esta luz, al tener un mantenimiento casi cero y una vida útil mayor, nos hace más eficiente en los otros puntos de la ciudad”, agregó.
En este sentido, indicó que todos los artefactos que se están sacando por recambio “son llevados a lugares donde hacen falta, en el norte y oeste de la ciudad”.
Alcaraz comentó que el objetivo es seguir avanzando con el reemplazo y afirmó: “Decidimos comenzar por los corredores principales, el de las avenidas. Seguramente haremos una licitación más. Se colocan en donde hay columnas de iluminación, en aquellos lugares en donde la iluminación no es colgante. Ahora se hizo el recambio de la colectora de Alem porque ese alumbrado lo mantiene la Municipalidad. Estamos también colocando en el separador central de esa misma avenida. Si nos alcanzan, seguiremos por Urquiza”.
Respecto al trabajo que realizan las cuadrillas, de recambio y la colocación de nuevas luces, informó: “En Santa Fe tenemos 37.000 puntos de luz hoy. El año pasado teníamos 36.000. Ahora, con las licitaciones que hicimos hay 1.000 más. En el municipio hay tres turnos permanentes de siete de la mañana hasta las dos de la mañana de lunes a viernes. Sábados y domingos tenemos de 12 hasta las 2 de la mañana. Es decir, permanentemente se está haciendo mantenimiento de lo que es el alumbrado público. Hay mucho vandalismo y algunos movimientos en la tensión produce el detrimento de la vida útil. Tenemos una capacidad de respuesta de 300, 400 reparaciones mensuales entre obras nuevas y mantenimiento. Es el promedio anual”.
Fuente: Diario Uno Santa Fe