Qué pide La Tarantela para quedarse con la planta de SanCor en Centeno

La empresa láctea está a un paso de adquirir la fábrica que la cooperativa tiene en Santa Fe. El trasfondo de la negociación.

Lechería: este miércoles se definiría la situación.

Después de un tiempo en el que las negociaciones se habían empantando, en los últimos días la fábrica de quesos ubicada en la localidad bonaerense de Navarro, La Tarantela, volvió a sonar con fuerza para quedarse con la planta que Sancor tiene en Centeno y que desde marzo está inactiva. Este miércoles se haría pública la decisión: “Está todo encaminado”, dijeron a punto biz fuentes de la empresa que vienen siguiendo muy de cerca todo el proceso.

 

La Tarantela distribuye sus productos en el conurbano y en la ciudad de Mar del Plata y es muy fuerte en las pizzerías de la zona. “Nuestro negocio es más chico que el que tiene Sancor en Centeno, el Gobierno y la Cooperativa nos pidieron si podríamos tomar el total de la gente y desde ahí no se habló más porque no nos cerraba. Pero ahora volvieron las conversaciones y estamos haciendo el máximo esfuerzo para no dejar a nadie afuera del barco”, explicó la fuente.

 

Hoy Centeno funciona con unas 68 personas de las cuales 12 se acogerían al retiro voluntario. “Para que esta cantidad de gente nos cierre deberíamos sumar dos líneas de producción a las dos de dambo y muzzarela que ya tiene la planta hoy: una para quesos blandos y otra para ricota”, ampliaron desde Tarantela.

 

“Haremos el esfuerzo para que nadie se vaya, pero para eso también tenemos un montón de condiciones que se tienen que dar”, manifestaron. Es que esas dos líneas la empresa las debería armar de cero y si bien tenerlas formaba parte de los planes de expansión de la láctea -hoy producen menos de lo que venden-, el tamaño que tomaría el negocio con más de 50 personas empleadas no era el planificado.

 

De esta forma, algunas líneas crediticias y beneficios impositivos serían los que estarían entrando en el último tramo de la negociación para llegar a buen puerto. Es decir, el interés de la láctea por Centeno está, aunque ponen sobre el escritorio algunas condiciones para que el negocio sea rentable y sostenible en el tiempo.

 

Fuente: El Ciudadano & La Gente.