Pymes sin mercado interno y con aumento de importaciones

Las pymes representan el 75 por ciento del empleo de la Argentina. Este volumen de trabajadores es suficiente para dar por descontado que cualquier reforma laboral o impositiva debe contemplar sus intereses. Pero no es el caso.

El titular de Apymes Rosario arremetió contra la propuesta de reforma laboral del gobierno nacional.

 

“Esto fue hecho a medida de las grandes empresas y no ayuda a generar empleo”, lanzó en diálogo con El Ciudadano el titular de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) de Rosario, Juan José Sisca, sobre los anuncios del gobierno nacional que ya hicieron ruido en la provincia.

 

 

El presidente Mauricio Macri presentó las reformas el lunes pasado ante funcionarios y gobernadores en el Centro Cultural Kirchner (CCK) sin ninguna reunión con los pequeños y medianos empresarios. Allí, el mandatario argumentó que las reformas tienden a generar trabajo y reducir la pobreza. Sisca entiende el proyecto como una flexibilización que sólo traerá beneficios a los grandes empresarios de los sectores agroexportador, financiero, minero y energético.

 

 

Las pymes generamos el 75 por ciento del empleo y nuestro mercado depende del poder adquisitivo de los trabajadores activos y jubilados. Esto va a bajar lo que ellos denominan costo laboral y nosotros vamos a estar peor

detalló Sisca, quien también es secretario de la mesa nacional de Apyme.

 

 

El gobierno también dijo que las reformas se implementarán gradualmente y por consenso, pero las pymes fueron excluidas de las negociaciones. “No nos convocaron a dialogar. En el coloquio de Idea, las grandes empresas como Techint y Mercado Libre le exigieron a Macri que ponga en marcha una reforma laboral. Esto está hecho a medida de los grandes empresarios, las pymes estamos excluidas”, señaló el empresario rosarino.

LA MIRA DESVIADA

El gobierno –fundamentalmente Macri y su ministro de Trabajo Jorge Triaca– insiste en que los juicios laborales son la principal causa por la que las empresas no generan empleo. Para Sisca, esta afirmación está totalmente alejada de la realidad.

 

 

“Los problemas de las pymes son la falta de mercado interno, el aumento de las tarifas y las importaciones. Tenemos la electricidad más cara del mundo y las tasas son del 27%, por lo que se nos hace imposible acceder al crédito”, refutó el representante de los pequeños y medianos empresarios.

EL MODELO NO CIERRA, LAS PYMES SÍ

Sisca informó que desde que el gobierno de Cambiemos asumió el 10 de diciembre de 2015 cerraron unas 7.500 pymes en todo el país. Aproximadamente, un 15 por ciento de ellas se encuentran en la provincia de Santa Fe. “El modelo económico implementado por el gobierno nacional no contempla a las pymes. Todas las medidas que se tomaron son para perjudicarnos y favorecer a los grandes ganadores de este proyecto”, indicó Sisca.

 

 

El empresario recordó también que este modelo no sólo afecta a la industria: “Estos días se hicieron escuchar también las economías regionales y los pequeños productores, que se ven perjudicadas por el aumento de los combustibles”.

 

Fuente: El Ciudadano Web.