Propietario de locales bailables aseguran están “fundidos”

Jorge Reynoso, propietario de local bailable expresó: “Los lugares estamos hasta con conflictos legales de todo tipo y yo creo que excepto que obre un milagro, estos lugares dejaron de funcionar. La cuarentena fue la estocada final”.

La pandemia por Covid 19 profundizó el problema que comenzó con el traslado de los boliches bailables a la ruta 168: “Acá hubo una gestión que tuvo una idea de reorganizar la nocturnidad, el proyecto la ciudad no lo apropió, tiene muchas cuestiones mal pensadas y malas decisiones: el lugar es malo, la accesibilidad es mala, es peligrosa y si bien no está tan lejos en la ciudad para Santa Fe, si está lejos. El tema de la seguridad no se concretó, con un destacamento y los senderos que nunca existieron”.

El empresario agregó: “La sociedad está fundida, con cero ingreso, cero posibilidad de reformularnos y bueno, la verdad sin expectativa. Yo creo que va a terminar esta cuarentena y este rubro no tiene muchas formas de reformular se debe volver a lo que antiguamente conocemos”.