Procrear: las viviendas de Rondeau al 2900 no arrancan

El proyecto para ejecutar viviendas en el predio del ex Tiro Federal, en calle Rondeau al 2900, en zona norte, aún tiene para rato.

La iniciativa es levantar 352 unidades de las cuales 42 quedan a disposición de la Municipalidad de Rosario para planes.

 

Las constructoras que se quedaron con el negocio de la edificación y venta de las propiedades tras la firma de un nuevo convenio entre Nación y el municipio –el original era de viviendas sociales para la clase media– están lejos de comenzar las obras. Según admitió el titular de una de las compañías, todavía siguen trabajando en el proyecto comercial para luego salir a vender e iniciar los trabajos.

 

 

En mayo la intendenta Mónica Fein (el Ejecutivo local ideó el proyecto urbanístico), funcionarios nacionales (la administración central es propietaria de los terrenos) y las constructoras firmaron el acuerdo para poner en marcha las viviendas.

 

 

El contrato se rubricó en Buenos Aires con las firmas Pecam y AMG Obras Civiles, que estarán a cargo de la obra inmobiliaria e infraestructura.

 

 

El terreno aportado por el gobierno nacional tiene un total de 33.155 metros cuadrados. Y se encuentra ubicado en bulevarRondeau entre las calles Valle Hermoso y Vieytes. Como contraprestación a la cesión se previó la entrega en permuta de los desarrolladores, quienes también abrirán calles, forestarán, construirán los desagües pluviales, la señalización vertical y horizontal, veredas, el saneamiento pluvial y cloacal y proveerán energía eléctrica, gas y alumbrado público.

 

 

Lo particular del caso fue que, según informó el municipio el mismo día en que se rubricó el contrato, a través del Procrear sólo se accedería a 42 departamentos del total de 352 que se edificarían. El resto –dijeron en el Ejecutivo- será comercializado por las constructoras a valor de mercado.

 

 

Sin embargo, desde el PRO desmintieron la información. El edil Carlos Cardozo relató que el proyecto original se modificó y al final serán alrededor de 500 las viviendas a ejecutar. Además estimó que alrededor del 90 por ciento serán aptas para familias que califican en el Procrear, que en la actualidad tiene un tope de ingreso equivalente a cuatro salarios mínimos.

 

 

“Al ampliarse la cantidad de viviendas en el predio los precios bajarán. Y así habrá muchas posibilidades de acceder. Los que quedarán exceptuados del Programa de Crédito Argentino sólo serán los quieran quedarse con los inmuebles que estén ubicados sobre Rondeau, ya que allí el costo de mercado es más alto que hacia dentro del barrio”, señaló el concejal.

 

 

En esa línea, Ricardo Griot, el titular de Pecam, dijo que el proyecto comercial y edilicio se está readecuando a las nuevas herramientas y créditos que ofrece el mercado para “llegar a la mayor cantidad de gente”.

 

 

“La idea es que el grueso de los compradores acceda por el Procrear. Pero está claro que no todos saldrán de ese programa, que tiene un límite en los valores que entrega. La ubicación es la que fija el precio”, dijo el empresario.

 

 

Lo cierto es que habrá que esperar un tiempo más para ver las maquinas trabajando en el lugar. De hecho, aún no hay fecha para el inicio de la construcción de las viviendas. Griot mencionó que  se está en la etapa de planificación comercial del proyecto. “Recién después de eso se materializará la obra. Se llega ahí cuando está todo definido”, señaló.

 

 

Con polémica de fondo

Los cambios que introdujo el gobierno nacional en la urbanización del predio trajeron fuerte polémica. La edila del Frente para la Victoria Norma López había considerado que Cambiemos “desvirtuó totalmente el objetivo inicial del Procrear” que ideó el kirchenrismo, y denunció que la administración Macri “convirtió todo en un negocio redondo donde el Estado pone las tierras y los privados venden las casas”.

 

 

“El Estado está regalando un terreno de su propiedad, dejando en manos de los privados la  construcción de un negocio en un predio público y fomentando la especulación”, agregó.

 

 

Es más, recordó que, según las estimaciones en la etapa de la presidencia de Cristina Fernández, la inversión del Estado para hacer las 400 viviendas rondaba los 370 millones de pesos y agregó: “Si los privados venden 300 casas a un promedio de 120 mil dólares, el negocio ronda los 40 millones de dólares”.

 

 

Fue el mismo Cardozo quién salió a responderle. “Además de haber sido ampliado el proyecto, la empresa adjudicataria deberá abrir calles y tumbar los muros que hoy dividen en dos a ese barrio de la ciudad. Y construir las nuevas instalaciones del club Banco, que hoy se encuentra por bulevar Rondeau y será trasladado –con un cronograma que estará a disposición de las autoridades del la institución– a calle Valentín Gómez, para que los más de 300 chicos de la zona norte de Rosario sigan teniendo contención social y actividad deportiva”, explicó el legislador del PRO.

 

 

El edil también lamentó que “durante tantos años el kirchnerismo se fue en promesas con el proyecto y no puso un solo ladrillo”.

 

 

“El gobierno del presidente Mauricio Macri está poniendo en marcha esta iniciativa, comprometiendo no sólo el terreno, sino que anticipándole a los desarrolladores casi un 40 por ciento del monto de la obra a través de fondos del Procrear, para que se haga de manera rápida y para que muchas familias puedan acceder al sueño de la casa propia”, agregó.

 

 

Fuente: El Ciudadano Web.