Piden que el Senado agilice ley de paridad

Legislatura

El proyecto tiene media sanción de la Cámara de Diputados y perderá estado parlamentario si no se aprueba antes del 30 de noviembre. El Concejo de la capital provincial se sumó a la movida

 

A poco más de un mes del final del período de sesiones ordinarias de la Legislatura provincial, se suman cada vez más voces para pedir que el Senado sancione la ley de paridad de modo tal que pueda ser implementada en las elecciones de 2019. El proyecto tiene media sanción de la Cámara de Diputados y perderá estado parlamentario si no es aprobado en forma definitiva antes del 30 de noviembre.

 

La Mesa Mujeres por la Paridad está realizando una campaña por toda la provincia para que desde los propios territorios exijan a los senadores la sanción de la ley que establece la conformación igualitaria entre mujeres y varones de las listas de diputados, concejales y comisiones comunales. En la semana, las Mujeres por la Paridad organizaron actividades en San Cristóbal y Santo Tomé; antes habían hecho lo mismo en Reconquista, Rosario y Santa Fe.

 

También el Concejo Municipal de la capital provincial se sumó a la movida. En la sesión de este jueves, se votó un proyecto de comunicación dirigido al Senado provincial donde se pide la sanción de la ley de paridad sin dilaciones. La iniciativa presentada por la concejala Laura Mondino (Frente Progresista) fue aprobada sobre tablas por el Concejo santafesino.

 

A través de ese proyecto, se solicita que la Cámara de Senadores agilice el tratamiento de la ley de paridad que tiene media sanción de Diputados desde el 24 de mayo. “De no aprobarse en las próximas sesiones, no podría ser aplicado en las elecciones de 2019”, advirtió la concejala Mondino.

 

“Cuando decimos paridad no sólo decimos igualdad de varones y mujeres en los puestos de poder. Decimos mucho más. Luchamos por un espacio que reivindique los puntos fundamentales de la agenda feminista en los ámbitos de decisión política, ámbitos que definen la vida de todos y de todas”, sostuvo la concejala.

 

Según Mondino, la paridad no es solo un concepto numérico o estadístico sino que “se entiende como el reconocimiento y la reivindicación de banderas históricas del feminismo. La paridad implica espacios de poder para aquellas mujeres que estamos en contra del machismo y que creemos que el patriarcado se va a caer”.

 

“Paridad es igualdad numérica, pero también es mucho más: es comprender que el paradigma social está cambiando, entender que después de tantas violencias, de tantos femicidios, de tantos golpes, las mujeres de los más diversos colores nos hemos puesto de acuerdo para decir basta. Y en ese proceso las estructuras políticas no pueden jugar un rol de indiferencia o desentendimiento. Los espacios políticos tenemos la obligación de alojar ese cambio, de darle luz, de hacerle lugar al interior de cada fuerza”, agregó.

 

Por último, la concejala del Frente Progresista señaló que “los senadores y las senadoras tienen la obligación histórica de dar respuesta a este planteo y abrir su mirada hacia afuera. En las marchas, en las escuelas, en los trabajos, en las casas las mujeres estamos haciendo historia. Que la política no sea un obstáculo para detener este proceso”.

Cinco meses de espera

Aunque el proyecto de paridad lleva casi cinco meses en el Senado, aún no fue abordado. De hecho, los integrantes del bloque del PJ presentaron una iniciativa paralela pocas semanas antes de la media sanción de la Cámara de Diputados y el debate quedó trabado por la superposición de proyectos.

 

La iniciativa original –que fue votada dos veces en Diputados: 2016 y 2018– establece la conformación igualitaria entre mujeres y varones de las listas de diputados y senadores provinciales, concejales, comisiones comunales, convencionales constituyentes y autoridades de los partidos políticos. También establece la paridad para los organismos descentralizados, las empresas y sociedades del Estado provincial, las sociedades anónimas con participación estatal mayoritaria y las sociedades de economía mixta. El proyecto también determina que durante el proceso de selección de jueces, fiscales, defensores y funcionarios judiciales que requieran acuerdo legislativo, el gobernador deberá considerar de manera equitativa la postulación de varones y mujeres para la cobertura de cargos vacantes.

 

En tanto, el proyecto de los senadores del PJ recoge las mismas inquietudes pero agrega además el criterio igualitario para la distribución de cargos en los colegios y las asociaciones de profesionales de toda la provincia. Solo quedan afuera los cargos unipersonales, como el de intendente.

 

 

 

 

Nota: El Ciudadano Web.