Pami: ante las quejas, la Defensoría eleva una nota al director nacional

El objetivo es que el organismo, en su administración central, pueda revisar los procedimientos en la entrega de medicamentos y de prótesis que presentan demoras importantes

Preocupación. La inquietud por las prestaciones que brinda PAMI llegó a la defensoría
Preocupación. La inquietud por las prestaciones que brinda PAMI llegó a la defensoría

Este jueves la Defensoría del Pueblo de Santa Fe envió una nota al director nacional de Pami, Carlos Regazzoni, a los fines de informarle sobre las dificultades que encuentran afiliados a la obra social a la hora de acceder a distintas prestaciones.

Los reclamos particulares llegaron a la delegación que la Defensoría tiene en Santa Fe y la actual situación merece otro tipo de atención. Las quejas no solo se multiplicaron sino que nacen desde uno de los sectores más vulnerables, los jubilados, y sobre un aspecto importante: la salud. Desde la institución informaron que durante todo el 2016 se iniciaron 200 expedientes vinculados a este tipo de anomalías.
Los reclamos son varios, algunos fueron encontrando soluciones pero otros continúan vigentes. Es el caso por ejemplo de los medicamentos oncológicos. Las demoras son importantes desde que el nuevo sistema de autorizaciones está vigente. No es el único, le siguen las dilaciones en la entrega de prótesis, sillas de rueda y bolsas de colostomia.
Desde la Defensoría reconocen que los cambios introducidos por la actual gestión de Pami pueden tener la mejor de las intenciones pero lo que no puede suceder es que se presenten estas situaciones. Señalaron también que la atención en las dependencias del interior provincial presenta serias dificultades.
En este sentido, los jubilados reconocen que la falta de información obedece al nuevo sistema centralizado en Buenos Aires. Igualmente, señalan que algunas delegaciones carecen de personal.
En diálogo con Diario UNO, la directora de Consultoría Técnica de la Defensoría del Pueblo, manifestó a Diario UNO: “Nosotros atendemos los casos particulares pero estamos viendo que el tema está tomando otra dimensión y por lo tanto es importante que se arbitren medidas para evaluar si los nuevos procedimiento que se han impuesto en la tramitación de medicación y de prótesis son lo suficientemente ágiles como para responder la demanda en tiempo y forma”.
La doctora explicó que si bien la Defensoría no tiene una competencia directa, no podía no hacerse eco de las denuncias que fueron recibidas. “La idea es hacerle llegar todas las problemáticas que hemos recepcionado para que se puedan evaluar medidas”, planteó.
Justamente, respecto a los planteos que realizan los jubilados y pensionados en la Defensoría del Pueblo, expresó: “Nosotros venimos recibiendo presentaciones de gente a la cual se le demora muchísimo la autorización en Buenos Aires. Sobre todo porque se ha instalado en los últimos días los problemas con la medicación oncológica. Lo que tiene que pasar es que se agilicen los procedimientos. Es un tema delicado, ya que decirle a un paciente que tiene que esperar 30 o 40 días es mucho tiempo. Psicológicamente los afecta a ellos y a todo el entorno familiar”.
La profesional indicó también que “otro tema grave es el de las prótesis”, ya que hay afiliados que deben esperar meses para recibirla y luego poder ser intervenido. “Cuando uno consulta a las ortopedias sobre las autorizaciones de Pami, nos dicen que no las entregan porque están atrasados en los pagos”, subrayó.
Calcaterra informó que hay quejas también por las sillas de rueda o bolsas de colostomía. En este sentido, agregó: “Tenemos expedientes de todo tipo. También hay descontento por la atención en las delegaciones del interior, ya sea por falta de recurso humano o porque en las oficinas tienen información limitada y que no es suficiente para contener a esta parte de la población que es muy vulnerable”.
Igualmente, aclaró que “seguramente las modificaciones tienen las mejores intenciones pero que evidentemente hay algunos mecanismos que no están aceitados”.
La directora de Consultoría Técnica recordó: “Hasta hace unos meses atrás teníamos una línea directa con el centro de autorizaciones que tenía contrato con Pami a nivel central. Ellos nos podían decir si la receta fue autorizada en tal fecha, si la droguería fue anoticiada, y la cantidad de días para hacer entrega. Hoy, esa información no la da”.
“Este peregrinaje y espera genera un gran perjuicio al afiliado y a su familia que está preguntando día a día en la delegación de Pami qué pasa con su trámite” sostuvo Calcaterra.
Se normalizan las prestaciones de cirugía
El conflicto que llevaba un par de semanas logró destrabarse este jueves por la mañana, luego de las negociaciones que comenzaran a principio de esta semana. Según los profesionales, la deuda con los nueve cirujanos que realizan estas prácticas asciende a 1.400.000 pesos. Desde el Pami confirmaron lo que en la edición de este jueves había informado Diario UNO. La obra social ofreció saldar aproximadamente el 40 por ciento del total adeudado.
Las autoridades locales de Pami les propondrán además un sistema de cartera asignada con pagos a mes vencido, similar al que tienen con los sanatorios, para subsanar el conflicto.
“Son conflictos largos y engorrosos que se hacen por UGL, hay que tratar de solucionarlos y que no vuelvan a repetirse”, aseguró Alfredo Marinelli, titular del Pami Santa Fe en diálogo con LT10.
Consultados sobre otros inconvenientes que presentaba la prestadora, garantizó “la autorización y entrega de medicamentos para pacientes oncológicos”. En este sentido, explicó que los atrasos se deben a las modificaciones en el sistema de autorización, por lo que se extendió el plazo de renovación de autorizaciones.
Fuente: Diario Uno, de Santa Fe