“Octubre Rojo”, la nueva cosechadora con la que Vassalli vuelve a las pistas

El gobernador Lifschtiz recorrió la planta y volvió a apoyar a la empresa, que con nuevos dueños busca sanear sus finanzas

Presentación ayer en Firmat
Presentación ayer en Firmat

El gobernador Miguel Lifschitz visitó este jueves la ciudad de Firmat donde participó en la empresa Vasalli Fabril SA de la presentación del nuevo modelo de cosechadoras denominado “Octubre Rojo”.
Lifschitz remarcó que lo más importante de una empresa es “tener un buen producto y tener a los trabajadores capaces de poder hacerlo”, y agregó: “Me siento satisfecho en lo personal porque estuvimos al lado de Vasalli para llegar hasta aquí, y lo nuestro fue una defensa política porque esta empresa es un referente industrial y cultural de nuestro país, que hoy está demostrando que es posible una industrial nacional”.
“Esta fábrica fundada por don Roque Vasallli es parte de la historia de Firmat y de la industria nacional, nacida en el interior de Santa Fe, en el sur de la provincia”, señaló el gobernador en un acto realizado en la planta del cual participaron los trabajadores de la empresa, el ministro de la Producción, Luis Contigiani; el intendente de Firmat, Leonel Maximino; el senador provincial por el departamento General López, Lisandro Enrico, y el presidente del directorio de la firma, Néstor Girolami.
“Hace un año atrás, cuando en cuando esta empresa estaba pasando por un momento muy complicado, muchos economistas decían que Vasalli era inviable, que no tenía futuro, pero nosotros les explicábamos que atrás de la empresa había una ciudad y que si Vasalli caía, también caía Firmat. Por eso hoy celebramos, un año después, que estemos viendo el futuro con optimismo”, remarcó Liflschitz.
“Ahora es preciso seguir trabajando juntos para hacerla más competitiva, porque esta es una batalla larga y no hay que bajar los brazos”, dijo el gobernador, y añadió que “además tenemos que ser también solidarios con las empresas más pequeñas que trabajan con Vasalli”

Finalmente, Lifschitz instó a los trabajadores y directivos de Vasalli a “no bajar los brazos”: “Vasalli es un ejemplo para Santa Fe”, dijo.
El empresario a cargo de la firma, Néstor Girolami, explicó los inconvenientes económicos de la empresa del último año y señaló que “ahora necesitamos a todos para que Vasalli sea de nuevo la fábrica emblemática que alguna vez fue”.

Fuente: Punto Biz, información de negocios.