¿Micro o avión, qué te sale más barato para viajar desde Rosario?

Los precios promocionales de las aéreas que realizan vuelos domésticos (Aerolíneas Argentinas, Latam y Andes), dejan “en off side” a las empresas de micro de larga distancia, que muchas veces cuenta con tarifas más altas. 

Se comparan precios y destinos.
Se comparan precios y destinos.

Punto Biz realizó una comparativa para saber cuánto sale viajar en avión y cuánto en micro a los principales puntosturísticos del país:

 

– Para viajar al sur del país, los precios volando por Aerolíneas Argentinas hacia Bariloche se consiguen a $1650 en tarifa promocional. En total la ida y la vuelta está a $3845. Pero, en temporada alta el precio puede llegar hasta los $8000.

 

En micro, mientras tanto, el precio de ida en servicio ejecutivo es de $2436 y en semicama $2138. Es decir hay un mínimo de $4272 y un máximo de $4872, para un viaje de más de 23 horas.

 

– Los pasajes de ida a Iguazú en avión por Aerolíneas se consiguen desde $1400 en la opción más económica. Calculando el total de ida y vuelta a precio promocional, sumando las tasas e impuestos, da un total de$3263.

 

En tanto en micro, los precios arrancan en coche semicama en los $1520 ida y vuelta, mientras que un servicio ejecutivo ronda los $2420, para un viaje de 22 horas.

 

– Para viajar al norte, los precios en avión por Aerolíneas hacia Salta están a $1200 sólo ida en la opción más económica y tienen un tope de $4000. El total más económico quedaría a unos $3845, incluidas tasas e impuestos.

 

En colectivo, la opción de viaje de ida en coche suite ronda los $2100, es decir que hay que calcular un total mayor a los $4200, y esperar unas 17 horas de trayecto.

 

– El viaje a Mendoza en avión, ida y vuelta ronda los $1936, incluidas tasas e impuestos.

 

En micro, las tarifas arrancan desde los $960 en coche semi cama y llegan hasta los $1200 en categoría ejecutiva, es decir un precio total que oscila entre los $1920 hasta los $2400, para un viaje de 18 horas.

 

Promociones de Aerolíneas como la campaña “banda negativa” y descuentos en temporada baja, genera que en muchos casos sea más barato viajar en avión en comparación con hacerlo en micro. Esto llega en un contexto donde los pasajeros de micro vienen cayendo año a año: entre 2011 y 2015 se redujeron un 28%, de 50,5 millones a 37,9 millones de personas; en ese lapso, las distancias recorridas disminuyeron un 15,3%, a 734 millones de kilómetros; las unidades en servicio, un 12,4%, a 4376; y la ocupación promedia el 47%, según la Celadi, en base a datos de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT).

 

Por su parte, las empresas de micros de larga distancia ya comenzaron a reducir frecuencias, sobre todo en los tramos más largos, afectados por las nuevas tarifas de líneas aéreas.

 

 

Fuente: Punto Biz, información de negocios.