Media sanción el proyecto para aumentar el presupuesto en ciencia y tecnología

Es una iniciativa del senador santafesino, Omar Perotti, que intenta establecer por ley el aumento sostenido y progresivo del presupuesto destinado a esas áreas hasta llegar como mínimo al 3% del PBI.

La Cámara Alta aprobó por 39 votos a favor y nueve en contra la iniciativa presentada por el senador por Santa Fe, Omar Perotti, para establecer por ley el aumento sostenido y progresivo del presupuesto destinado a Ciencia y Técnica. La propuesta destina un 0.51% del PBI para 2018, superior al 0.35% del presupuesto de este año, hasta alcanzar como mínimo el 3% del PBI hacia 2030.
El proyecto de Perotti para aumentar por ley las partidas presupuestarias a la función Ciencia y Técnica obtuvo media sanción con un amplio apoyo en el Senado y quedó en condiciones de ser girada a la Cámara de Diputados para su tratamiento. La propuesta establece un incremento proyectado y aproximado de 15.500 millones de pesos en el presupuesto nacional para el año que viene, pasando de los 33.018 millones de 2017 a más de 48.500 millones en 2018.
El senador destacó que “la aprobación de este proyecto es muy importante dado que nos va a permitir dotar de previsibilidad a todo el sistema científico tecnológico, federalizando la ciencia, desarrollando investigaciones aplicadas para diversificar nuestra matriz productiva actual y genera empleos de calidad”.
El proyecto además impulsa cambios hacia un sistema científico y tecnológico más federal y descentralizado. En ese sentido, fija que como mínimo el 20% del presupuesto total asignado se destine a través del sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con la coordinación del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECYT).
La iniciativa contó con un amplio respaldo de la comunidad científica y académica y de representantes de provincias que integran el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología.
Principales lineamientos del proyecto de ley
Entre los puntos destacados de la iniciativa se encuentran los siguientes:
Previsibilidad presupuestaria: para aquellos años donde no se registre un incremento del PBI, la iniciativa prevé que los recursos para Ciencia y Tecnología nunca podrán ser inferiores en términos nominales al monto asignado al año anterior ajustado por la inflación estimada en el presupuesto respectivo.
Un sistema científico y tecnológico más federal y descentralizado: la iniciativa fija que como mínimo el 20% del presupuesto total asignado se distribuirá y ejecutará por el sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en coordinación con el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECYT). Así, se busca fortalecer los territorios, garantizar la inversión en ciencia y tecnología para fomentar el desarrollo productivo atendiendo las demandas locales y regionales en forma directa.
· Diversificación de la matriz productiva y generación de nuevos empleos de calidad. El aumento sostenido y progresivo de recursos fomenta la creación de emprendimientos de base tecnológica que producen puestos de trabajo nuevos y de calidad. De esta manera, la transferencia de tecnología y recursos al sector productivo de las distintas provincias potencia la productividad de las pymes y genera mayor valor agregado.
Aumento de la inversión pública, fomento de la inversión privada: la iniciativa promueve incentivos que estimulen la inversión del sector privado en actividades que involucren la investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) y fomenten el desarrollo de empresas de base tecnológica. El objetivo es incrementar la infraestructura y equipamiento en las provincias y la formación de nuevos profesionales, entendiendo que el aumento de la inversión pública en materia de I+D atrae el interés del sector privado nacional e internacional en proyectos de ciencia aplicada y desarrollo tecnológico.
La meta, año 2030: el proyecto toma las recomendaciones del Informe sobre la Ciencia de la UNESCO hacia 2030 y los Objetivos del Desarrollo del Milenio de la ONU, ambos de 2015, que exhortan a todos los países a tomar una estrategia de crecimiento eficaz –sostenible e inclusiva- en el período 2020/2030. En ese sentido, destaca que la inversión en la función Ciencia y Técnica tiene un rol clave ya que acelera el desarrollo económico en el territorio, reduce los niveles de desigualdad al generar empleos de calidad y da sostenibilidad medioambiental.
Control legislativo: El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación deberá remitir anualmente un informe sobre la ejecución presupuestaria a las Comisiones de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de ambas Cámaras del Congreso Nacional para su control y seguimiento.
Fuerte apoyo de la comunidad científica: Representantes de provincias que integran el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología y del sector científico y académico expresaron un amplio respaldo al proyecto durante el debate en el Senado y destacaron que la propuesta le da certidumbre y previsibilidad al sector. Entienden que la iniciativa es un gran estímulo para sostener las investigaciones vigentes y para la generación de nuevos investigadores, y destacaron el modelo de federalización que establece la iniciativa, ya que fomenta el desarrollo sustentable en ciencia y la tecnología en todas las provincias argentinas, tratando de achicar las brechas entre los centros más desarrollados, donde están la mayoría de los centros científicos tecnológicos, la generación de empleo.
Fuente: Diario Uno Santa Fe.