Los votos anulados y en blanco fueron la tercera fuerza de Rosario

Las Primarias Abiertas y Obligatorias pasaron y trazaron un mapa de cara a octubre para las propuestas que tanto a nivel provincial como local superaron el 1,5 por ciento de los votos.

Esperan el escrutinio definitivo para tener más pistas sobre las causas de la anulación de boletas.

El 71,45 por ciento de los santafesinos fue a votar y optó entre alguna de las 57 propuestas a diputados nacionales. Lo mismo pasó en Rosario con las 43 listas que peleaban por un lugar en el Concejo Municipal. Pero hubo un porcentaje que no optó por ninguna de las alternativas y anuló o votó en blanco. En Rosario, donde se usó el sistema de boleta única para concejales, esas personas representan el 15 por ciento de los votos emitidos. En la provincia llegan casi al 10 por ciento. De todos modos, desde la Secretaría de Tecnologías para la Gestión de Santa Fe sostuvieron que hay que esperar al escrutinio definitivo para determinar los porcentajes finales.

 

Concejo

En Rosario el recuentro provisorio quedó detenido con el 90,61 por ciento de las mesas escrutadas y con 449.228 votos válidos. El 85 por ciento quedaron repartidos entre las 43 listas que buscaban llegar para el Palacio Vasallo. El 15 por ciento restante representa a los 72.301 ejemplares de la boleta única anulados o en blanco.

 

Si se hila más fino, los 47.699 votos anulados representan casi el 10 por ciento del total de votos de la ciudad. Superaron a los 43.660 que sumaron las tres listas del gobernante Frente Progresista Cívico y Social, que tuvo como ganador al radical Pablo Javkin.

 

Las boletas sin ninguna tilde o cruz fueron 24.602, el 5,47 por ciento del total. La cifra es apenas menor que los 26.930 votos que cosechó Ciudad Futura, y que según los primeros cálculos valdrían para la entrada de Eduardo Trasante al Palacio Vasallo.

 

Según Ignacio Tabares, secretario de Tecnologías para la Gestión de Santa Fe, hay que esperar al conteo final para saber realmente cuántos votos fueron anulados. Es que en el sistema de votación de boleta única puede pasar que el voto sea anulado sin que el volante haya tenido intención de hacerlo. “En el escrutinio definitivo se detecta la característica de esos votos y si son verdaderamente nulos o hubo un problema en el momento del conteo por parte de la autoridad de mesa”, explicó.

 

Por fuera de los votos válidos, en Rosario hubo 202 impugnaciones y otras 1.572 boletas que deberán ser evaluadas en el escrutinio definitivo.

 

Diputados

A nivel provincial fueron 57 las listas que compitieron para llegar a la Cámara baja nacional. De los 1.804.344 votos válidos, el 9.35 por ciento fueron en blanco o anulados.

 

Los sobres con ningún voto dentro llegaron a 73.189 y representaron el 4,06 por ciento del total de los votantes. El porcentaje está muy cerca del 4,23 que cosechó el candidato por Proyecto Santafesino, Diego Giuliano.

 

En el caso de los votos anulados, hubo 100.882 boletas de este tipo. Son el 5,47 por ciento del total y casi la misma cantidad que cosechó el radical Jorge Boasso.

 

Para el escrutinio definitivo quedará determinar qué pasa con los 796 votos impugnados y recurridos por los fiscales de cada partido.

 

Fuente: El Ciudadano Web.