Los dueños de Heineken y Schneider invertirán $2.200 M en el país

Es para el ahorro de agua y energía

el grupo chileno CCU invertirá $2.200 millones en Argentina.
el grupo chileno CCU invertirá $2.200 millones en Argentina.

Se trata del grupo chileno CCU que en Argentina tiene además las marcas Imperial y Budweiser. En total tiene el 24% del mercado.

Con el propósito de ahorrar agua y energía, el grupo chileno CCU, (que tiene a Heineken, Schneider, Imperial y Budweise) invertirá $2.200 millones en Argentina.Juan Pablo Barrale, gerente de Asuntos Corporativos, dijo a Télam: “La compañía está embarcada en este plan de crecimiento del país, porque hace 20 años, cuando CCU llegó a Argentina, en 1995, se propuso consolidarse como una empresa de bebidas de marcas de alta calidad”.

Explicó que “esta inversión de $ 2.200 millones tiene un componente importante para la producción de cervezas”, y puntualizó que “$300 M se desembolsarán este año para una línea de producción de latas, en nuestra fábrica de Luján (provincia de Buenos Aires) que incrementará en un 40% la capacidad de envasado de la planta”.

En Argentina, tras la compra que el año pasado la belga AB InBev hizo de su principal competidora, la británica SABMiller a nivel mundial, el negocio quedó dividido entre dos grandes grupos: con 76% del mercado, está el resultante de la fusión de las dos empresas más grandes del planeta, que acá posee las marcas Quilmes, Brahma, Stella Artois, Norte, Andes, Isenbeck, Warsteiner, Miller Lite, Miller Genuine Draft y Grolsch.

Y en segundo lugar, quedó el grupo chileno CCU, que tiene a Heineken, Schneider, Imperial y Budweiser, con 24% de participación.

En su estrategia de pelear en un mercado donde un competidor cuenta con una mayoría abrumadora, es que CCU se volcó al segmento de las latas, donde logró ubicarse en “una participación de 52%”, aseguró Barrale.

Además, explicó que el de las latas fue “el único rubro que creció fuerte este año”, y precisó que “mientras las ventas de cerveza en general cayeron 8% en el primer semestre, las de latas no”.
Destacó que en el caso de CCU, “las ventas de cerveza en lataaumentaron 30% en la primera parte del año”.

En consecuencia, subrayó la compañía decidió volcarse a este segmento, donde además, explicó el ejecutivo, “es una opción no sólo más conveniente para el consumidor, sino para el medioambiente”.

En ese sentido, precisó que “elaborar cerveza en lata consume un 14% menos de agua, su traslado es 42% más ecológico, enfriarla requiere 15% menos de energía eléctrica y, además, el aluminio es un material 100% reciclable”.

“En el último año, la compañía logró reducir un 14% el consumo de agua, más de un 5% el de energía eléctrica y 14% el de energía térmica”, aseguró Barrale, quien puntualizó que “en agua, es lo que,aproximadamente, consumen 1.100 familias argentinas por año. Y los ahorros en energía térmica representan el consumo anual de gas natural de 1.743 hogares argentinos”.

Fuente: Punto Biz, información de negocios.