La Justicia sumó 7 pedidos más por los números de Bauen Pilay

 

Peirano pidió el estudio en mayo como cliente de la firma y puso un contador propio. Al mismo juzgado llegaron otros siete clientes. Daniela Cavalgna, una de las demandantes, explicó que el cálculo permitirá saber el costo real de los departamentos de siete edificios construidos por la compañía en distintas zonas de Rosario.

 

El valor de construcción es clave en el conflicto. El contrato que firman los inversores con Bauen Pilay dice que los incrementos en las cuotas son calculados en base al índice difundido mes a mes por la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), pero el documento tiene una cláusula que aclara que en caso de que los costos reales de construcción fueran más altos, la cuota se ajustará.

 

Desde la empresa, el presidente Javier Vigo Leguizamón dijo que en los últimos dos años hubo un desfasaje del 35 por ciento entre lo que cuesta construir y los índices de la CAC. Con el argumento ajustaron la cuota más del 60 por ciento con respecto al valor de la Cámara.

 

El pago mensual quedó muy lejos del slogan que promete llegar a la casa propia con el equivalente a un alquiler. Los aumentos se traducen en cuotas de 6 mil pesos para los que están en categoría de espera y 18 mil para los que viven en los departamentos.

 

En abril los clientes de Bauen Pilay se organizaron a través de Whatsapp y en tandas llegaron a la Oficina Municipal del Consumidor para hacer el reclamo. En la actualidad, son más de 1.100 las denuncias y representan un 10 por ciento de los 11 mil inversores que tiene la firma en Rosario. Los reclamos se replicaron en Santa Fe y en Córdoba.

 

Los clientes de Rosario piden desde la primera audiencia de mediación volver al valor de la cuota ajustada por el índice CAC, que en marzo debía ser de 8.900 pesos para los que pagan cuota de posesión. También que les reintegren lo abonado de más en los últimos años y que se apeguen al indicador oficial a futuro. La firma ofreció bajar la cuota a 10.800 pesos y ajustar por la CAC durante 24 meses. Desde el mes 25 hasta finalizar el contrato propuso sumar 175 pesos que se actualizan y se agregan a la cuota por el índice CAC. Todos los grupos que pasaron por audiencia lo rechazaron. Consideraron que en dos años estarán en la misma situación.

 

Sin nuevas ofertas, los clientes pidieron una audiencia pública en el Concejo Municipal. Juntaron más de 4 mil firmas y esperan que el debate se haga antes de fin de año.

 

“Venimos de una situación estancada en la que no se pudo llegar a un acuerdo ni de un lado ni del otro y que desgastaba a todos. Sugerimos aguardar el resultado de la pericia”, había dicho a este diario Vigo Leguizamón cuando trascendió el pedido judicial de Peirano. También había dicho que iba a determinar el costo constrictivo real y la incidencia de los sobrecostos no reflejados por la CAC.

 

El reclamo que va en paralelo

En septiembre la Red Argentina de Consumidores presentó una acción colectiva contra Bauen Pilay. Pidieron que la Justicia ordene a la firma retrotraer las cuotas a los valores ajustados por la CAC y devolver lo que dicen que pagaron de más en los últimos años. Según Cristian Galindo, uno de los abogados de la Red, la demanda representa a todos los clientes que tiene Bauen Pilay en Argentina y no fue necesario firmar para ser parte.

 

La acción se sostiene en tres incumplimientos por parte de la firma. Primero, que no respetaron el índice de la CAC y aplicaron una cláusula abusiva. “Si Bauen argumenta que los costos de construcción fueron más altos, un tercero debía definir el índice y no la misma empresa, que es una de las partes del contrato. Además, debe acreditar los costos y no lo hizo”, dijo. En segundo lugar, que la firma incumplió con la publicidad que promete tener una casa propia al pagar el equivalente a un alquiler, ya que  porque hoy las cuotas son del doble o el triple. Por último, sostienen que no se respetó el acceso a la información porque no dieron a conocer los costos de manera detallada ni avisaron el cambio de Índice.

 

Fuente: El Ciudadano Web.