La Fedeco busca alternativa por excesivo aumento de luz

El presidente de la Fedeco, Juan Carlos Muriel alertó sobre la reducción y cierres de comercios e industrias en nuestra ciudad si no se logra frenar los desmedidos aumentos de luz que llegaron en la última facturación de la EPE.

“El incremento tarifario golpea con dureza a las pymes y pone en riesgo la continuidad de muchas de ellas”, alertó Muriel, presidente de Fedeco.

Esta semana iniciaron una serie de gestiones en todos los ámbitos locales y pidieron una reunión con las autoridades máximas de la EPE.

 

Directivos de la Federación Empresaria Constitución (Fedeco, ex Centro Comercial) se reunieron esta miércoles con la gerencia local de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) para exponer la preocupación que genera en el sector el desmedido aumento en las boleta que llegaron en el último mes.

 

“Este aumento sorprendió a todo el comercios y la industria, creemos que no es acorde a la situación, además de ser muy elevado. Tenemos casos de socios que le llegó una boleta de más del doble de lo que pagaba con relación al bimestre anterior”, informó el presidente de la Fedeco, Juan Carlos Muriel a Diario EL SUR.

 

Para formalizar el reclamo, la agremiación empresaria presentó notas explicando la situación a: el gerente de la EPE sucursal Villa Constitución, Víctor Vivas, al Concejo Municipal, a la Oficina de Defensa al Consumidor y al senador Germán Giacomino, quien se comprometió a elevarla al Ministro de la Producción, Luis Contigiani.

 

Muriel puso un ejemplo concreto de una industria frigorífica, que la boleta anterior había pagado 116.000 pesos, ahora recibió una factura por 240.000 pesos. También mencionó el caso de un kiosco céntrico que cuenta con conservadoras y aire acondicionado; pagaba un promedio de 6000 a 6500 pesos y ahora se fue a 15.000 pesos.

 

“Realmente hay comercios que no soportan estos aumentos, incluso evalúan la posibilidad de achicar y cerrar los comercios”, alertó el vocero de la Fedeco.

 

Un 5% de descuento

Con relación a la reunión mantenida en las oficinas locales de la EPE; Muriel informó: “ellos no nos pudieron dar ninguna respuesta. Lo que nos dieron, que es lo que sí se venía haciendo, y muchos no lo conocían, que es presentar la constancia de Ingresos Brutos al día y la factura de la EPE al día para obtener un 5% de descuento por el pago. Este dato muchos comercios no lo tenían en cuenta y un 5% es significativo a la suma de todo el año. Nosotros no tenemos opción de elegir otro proveedor en este caso”.

 

El presidente de Fedeco también recordó que Santa Fe es una de las provincias que más caro tiene el servicio de energía eléctrica. Tal es el caso de la abismal diferencia con la vecina ciudad de Buenos Aires. “Esto no es equilibrado y para ello estamos informándonos bien en el orden provincial, incluso organizaciones regionales del comercio y la industria están también gestionando esta situación para logra una resolución favorable”, explicó, al tiempo de confirmar que solicitaron una reunión con los directivos provinciales de la EPE.

 

 

Presentar el problema por escrito

Además de la reunión que mantuvieron el miércoles, los integrantes de la institución empresaria local presentaron una nota a los directivos de la EPE la cual expresa:

 

“El  incremento tarifario golpea con dureza a las pymes y pone en riesgo la continuidad de muchas de ellas, proyectándose disvaliosamente sobre el derecho constitucional a ejercer toda industria licita e impactando directamente sobre la fuente de trabajo. Ello sumado a la nueva escalada de precios, que agudiza la crisis de las micro y pequeñas empresas y empobrece a los sectores más desprotegidos de la sociedad.

 

No sólo aumentan los costos energéticos para mantener nuestras fábricas y comercios, sino que también hay menos dinero en el mercado interno, ya que los consumidores deben destinarlo al pago de las facturas. El aumento impone una difícil realidad que se suma a los aumentos de combustible, peajes, prepagas y otros rubros.

 

Aunque  se debe aceptar que existe un atraso tarifario, creemos que se impone la gradualidad en su aplicación y esta debe ser una realidad que evite inequidades manifiestas que terminarán trasladándose a los precios, con lo que ello implica ante un consumo en situación crítica, una disminución del poder adquisitivo de la población y una consecuente recesión.

 

Ello coloca a las empresas de nuestros asociados en una difícil situación de coyuntura: optar por sobrevivir o disminuir sus costos al peor de los precios: sacrificando la fuerza laboral. Solicitamos, tengan a bien considerar otorgar un convenio o plan de cuotas en caso de que las empresas y/o comercios así lo soliciten, para el pago de facturas que no puedan ser canceladas en tiempo y forma a los vencimientos estipulados por la EPE por los motivos antes explicados.

 

Fuente: Diario Sur, de Villa Constitución