“Hoy mis alumnos y yo no sabemos si tenemos agroquímicos en sangre”

Así lo expresó Mariela Leiva, docente de la Escuela Nº44 “República Argentina”, en el departamento Uruguay, Colonia Santa Anita, quien recordó: “ En 2014 una avioneta hizo una pulverización en los campos aledaños a la escuela, donde terminaron mis alumnos y yo con síntomas de intoxicación”.

Ante esa situación el Foro Ecologista y la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), mediante un recurso de amparo, pretendieron combatir las consecuencias negativas de las fumigaciones descontroladas.

Dicho amparo determinó: “la fumigación terrestre con agrotóxicos en un radio de 1.000 metros alrededor de todas las escuelas rurales de la Provincia de Entre Ríos, y la fumigación aérea con iguales pesticidas en un radio de tres 3.000 metros”

Actualmente el gobernador provincial decretó dejar sin efecto el reparo ambiental.

El Foro Ecologista y Agmer acudieron nuevamente al Poder Judicial a pedir la nulidad de ese decreto. El camarista Andrés Marfil admitió la demanda presentada por estas organizaciones y dictó la nulidad parcial del decreto.

“Hay zonas rurales que están inhabitables. Hay escuelas rurales donde el agua sale negra”- culminó la docente.