Hay pistas sobre ataques mafiosos contra jueces de Los Monos

La Fiscalía de Delitos Complejos allanó este sábado cuatro domicilios de zona sur. Seis personas fueron demoradas y dos motos y tres teléfonos, secuestrados.

 

La Policía allanó este fin de semana cuatro domicilios de zona sur por orden de la fiscalía que investiga las balaceras contra viviendas relacionadas a funcionarios del poder Judicial que participaron en el juicio a los Monos. Las medidas se realizaron bajo absoluto hermetismo. Solo trascendió que secuestraron dos motos y tres celulares y que seis hombres, de entre 20 y 64 años, fueron demorados.

Fuentes del caso informaron que los allanamientos realizados por la Policía de Investigaciones (PDI) fueron ordenados por el gabinete de fiscales de la Unidad de Delitos Complejos y Económicos que investiga los atentados que la semana pasada sufrieron familiares del juez Juan Carlos Felipe Vienna, el magistrado que instruyó la megacausa por asociación ilícita que derivó en un juicio histórico contra el clan Cantero y duras condenas que aún no están firmes.

Además de los ataques perpetrados el martes contra la casa de la ex esposa de Vienna (Ivanowski al 600 y en Buenos Aires al 3900), y el miércoles contra la vivienda de su padre (Laprida al 3600), los fiscales investigan otras dos balaceras perpetradas hace un mes en los frentes de dos viviendas que habían pertenecido al juez Ismael Manfrín, quien condenó a los Monos en la causa que instruyó Vienna, a partir del homicidio de Martín Fantasma Paz, en septiembre de 2012. Manfrín fue también uno de los jueces que integró el tribunal que absolvió a los acusados de matar, en mayo de 2013, a Claudio Pájaro Cantero, líder de los Monos, por lo que su asesinato continúa impune.

Este sábado, la Policía allanó cuatro viviendas ubicadas en Morales al 3500, Esmeralda al 3700, Chacabuco al 3500 y Ayolas al 100 bis.

Según informaron en la casa de calle Morales secuestraron dos celulares, una moto marca Zanella con captura por robo y demoraron a Francisco V., de 64 años, quien recuperó la libertad momentos después. Del domicilio de calle Esmeralda se llevaron a Maximiliano P., de 27, quien no había regresado de una salida transitoria a comienzos de este mes; José P., de 29 y Rodolfo V., de 38, todos domiciliados en el lugar. En tanto, en calle Chacabuco secuestraron una moto marca Honda CG Titan y demoraron a Brian S., de 21 años, y Matías P, de 20, a quien le incautaron el celular. EL allanamiento en calle Ayolas dio resultados negativos, en el lugar solo había un adolescente menor de edad que no estaría vinculado a la causa.

Un vocero del caso aclaró que los cinco serán imputados hoy, aunque no aclaró por qué delito ni la relación con las balaceras en los frentes de viviendas.

Estupor

La noche del miércoles pasado, el frente de una vivienda de Laprida al 3600 donde vive Tito, el padre del juez Vienna de 83 años, fue atacada a tiros desde un vehículo. El anciano dijo que miraba televisión cuando sonaron los disparos y que uno de los plomos entró a la casa y rompió un jarrón. Sin embargo dijo que es un tipo viejo que está acostumbrado a todo, que no tiene miedo y se negó a que le pongan custodia.

El ataque ocurrió tan solo 24 horas después de otro atentado contra la vivienda de la ex esposa del juez Vienna, aunque no estuvo claro el blanco ya que el propio ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, había descartado horas después que esa balacera haya estado relacionada al magistrado.

Según los datos oficiales, la noche de ese martes fueron baleadas viviendas ubicadas en pasaje Ivanowski al 600 y Buenos Aires al 3900. En una de ellas viviría la ex esposa del  magistrado y en cercanías  su hermano Marcelo, quien es fiscal.

Ambos ataques despertaron alerta debido a que ocurrieron a menos de un mes de que, el pasado 29 de mayo, el magistrado Ismael Manfrín fuera intimidado con balaceras contra el frente de dos viviendas donde había habitado.

Las intimidaciones también ocurrieron de noche, una en una casa de calle Italia al 2100  donde había vivido Manfrín hasta dos meses antes. El mismo día de la balacera se había conocido la decisión del Tribunal Oral Federal 3 de que Ariel “Guille” Cantero y Emanuel “Ema” Chamorro continúen detenidos en penales santafesinos y fueran trasladados a cárceles federales en otras provincias. Minutos después de ese ataque, el frente de un domicilio de calle Montevideo al 1000, donde años atrás también vivió el mismo juez, fue acribillado.

 

 

Fuente: El Ciudadano Web.

A %d blogueros les gusta esto: