Habilitarán en el viejo hospital Iturraspe casi 70 nuevas camas críticas y generales ante el aumento de contagios

El Gobierno provincial habilitará las instalaciones del viejo hospital Iturraspe para hacerle frente a la ocupación en aumento de las camas críticas y a la saturación del sistema salud. Vale recordar que a principios de octubre, el secretario de Salud Jorge Prieto anticipó que “el estrés sanitario se presenta en alerta roja”, ante la aceleración de los contagios en la ciudad y la provincia que viene de días con picos de casos.

Este martes,  el gobernador Omar Perotti, la ministra de Salud Sonia Martorano, y el secretario Prieto hicieron una recorrida por el espacio recuperado luego del traslado hacia el nuevo edificio que se realizó el año pasado.

“Se ha hecho una reconversión y recuperación del viejo Hospital Iturraspe. En este momento tan álgido de la pandemia esto nos permite aumentar la capacidad operativa con 20 camas de terapia y 48 generales. Son prácticamente 70 camas que incorporamos al sistema de salud a partir de mañana”, sostuvo Martorano en el móvil de LT9.

En un principio se empezaría con el traslado de pacientes con patologías diferentes al Covid “para descomprimir el Iturraspe y Cullen”, aunque también aclaró que hay un Área Covid. 

“Es un poco de oxígeno para el sistema que estaba muy tenso. El aumento de casos en la ciudad de Santa Fe la tensión se genera básicamente en las camas de terapia pero también en las generales donde van los pacientes moderados. Todas las camas generales están equipadas con oxígeno, equipo de rayos portátil. Todo es nuevo, la tecnología también es nueva”, aseguró la funcionaria.

“El sistema de salud está más fortalecido y que Santa Fe en este momento puntual de la pandemia tiene mayor cantidad de camas”, enfatizó.

Consultada sobre el personal, Martorano señaló que “es gente que venía trabajando en este proceso, se ha trabajado muy rápidamente y muy bien”. “Están los camilleros, enfermeros y servicios generales estaban todos acá recién con muchísima alegría”, concluyó.

Por su parte, el Gobernador expresó que “es una satisfacción de haber tomado la decisión cuando había pocos casos. Decíamos que teníamos que tener toda la infraestructura para cuando el pico llegara. El pico llega hoy, fuerte en octubre. Lo esperábamos más atrás. Ganar tiempo en estos meses que han pasado nos ha posibilitado sumar camas, equipos y capacitación”.

“Hoy el viejo Iturraspe está a disposición para empezar a atender con una infraestructura que ha quedado de la mejor manera, no solamente la restauración del edificio sino también el equipamiento. Se le ha puesto tecnología de primer nivel para atender a la gente de la mejor forma”, enfatizó Perotti.

Y agregó: “Ojalá aquí venga la menor cantidad de santafesinos. Eso va a depender de la conducta de cada uno en este momento en que hay que convivir con el virus pero sin dejar de lado el barbijo, el distanciamiento y la higiene. Esto es clave para seguir conviviendo con actividad pero para no necesitar una cama”.