Gremios rosarinos piden a los legisladores no mirar para otro lado

El presidente Mauricio Macri firmó el último jueves el decreto para convocar a sesiones extraordinarias con intenciones de tratar desde este lunes y hasta el 31 de diciembre el paquete de reformas que impulsa la Casa Rosada.

El gremio de Obras Sanitarias se sumará al Movimiento Sindical Rosarino, un sector con credenciales opositoras al oficialismo.

 

Concretamente, se trata de la Reforma Laboral y de terminar por aprobar la Reforma Previsional. Esta situación no fue indiferente para los gremios locales que salieron a posicionarse sobre la situación planteada y a marcarle la cancha a la CGT nacional y a los legisladores de la oposición que se muestran tibios o directamente insensibles a medidas que afectarán a una gran mayoría de argentinos.

 

 

Todas las voces

En este sentido, algunos dirigentes fueron expresándose en consecuencia y señalando el malestar que embarga a los gremios. Claudio García del sindicato de Encargados de Edificio (SuteryH) dijo: “Lo que hace el gobierno nacional es un arrebato sobre los jubilados y trabajadores. Intentan llevarnos a la república del trueque y el patacón. Ahora la responsabilidad de defender los derechos adquiridos por los laburantes es de aquellos que fueron elegidos por el voto popular. La CGT debe ser muy clara y decir no a la Reforma”.

 

 

Oscar Barrionuevo de Obras Sanitarias adelantó como primicia que, solicitaran al Movimiento Sindical Rosarino (MSR) incorporarse como gremio. “Sería un orgullo sumarnos al MSR por su solidaridad y lucha. Debemos encontrar el sendero de la unidad en la Mesa Sindical de Santa Fe que nos convierta en el espacio solidario junto a los humildes frente a este gobierno nacional que solo gobierna para los ricos”.

 

 

La Bancaria Rosario se sumó al pedido de la Corriente Federal que reclamó que el consejo directivo de la CGT informe al respecto de la ejecución de las decisiones adoptadas, sobre todo con respecto a la Reforma Laboral del gobierno.

 

 

Mediante una carta del espacio gremial firmada por Sergio Palazzo y dirigida a la central obrera, se afirmó que la Reforma Laboral debe ser analizada en el Confederal de manera previa a cualquier decisión.

 

 

“Ya que la conducción de la CGT rechazó de forma pública las reformas previsional y tributaria, la CFT desea mancomunar esfuerzos con el plan de acción que decida implementar para impedir que esos proyectos sean ley”, dijeron.

 

 

Y agregaron que “las tres iniciativas oficiales perjudican los intereses de los trabajadores, jubilados y pensionados y del pueblo en su conjunto, porque son contrarias al artículo 2 (incisos B y C) del Estatuto de la CGT”.

 

 

Chelo Aguirre del sindicato Ceramista de Capitán Bermúdez señaló, que “los dirigentes políticos tendrán que estar a la altura de las consecuencias y rechazar las leyes de reformas laboral y previsional y la CGT convocar a un paro nacional y movilización”.

 

 

Para Julio Barroso, del sindicato químico de San Lorenzo, la situación está sumamente complicada. “Volveremos nos guste o no al que se vayan todos cuando se agrave la situación social de la mayor parte de la población y no se cumplan las expectativas de un futuro mejor a partir de la precariedad continua del presente. Los legisladores del PJ, al igual que los radicales y de Cambiemos –con el apoyo a la Reforma Previsional en el Senado– traicionaron el contrato electoral con sus votantes ya que prometieron en campaña que no habría ajustes, baja de jubilaciones, aumento de la edad jubilatoria y votaron lo contrario”.

 

 

Con respecto a la CGT nacional Barroso fue muy claro: “Se debe trabajar en la construcción de una sola central sindical, plural, democrática con espacios para mayorías y minorías y que sea representativa”.

 

 

La calle espera

En tanto, Mauricio Brizuela, del Soepu San Lorenzo, expresó: “Confiamos que en diputados no va a pasar tan fácil como pasó en el senado (Reforma Previsional). Creemos que no van a lograr un tratamiento express en la cámara baja como pretende el gobierno nacional”. Asimismo el gremialista afirmó: “Saldremos a la calle porque el clima se está caldeando y de ahí el apuro del gobierno de que todo se apruebe rápido porque marzo va a ser un mes caliente por el comienzo de las paritarias, donde otra vez van a ir en contra del poder adquisitivo de los asalariados y ya a mucha gente se le está cayendo el velo de los ojos que le pusieron los grandes medios de comunicación con este gobierno de ricos”.

 

 

Desde la el gremio universitario local, Coad, expresaron: “Repudiamos el ataque a las garantías constitucionales y libertades democráticas”. También Laura Ferrer Varela se manifestó en relación a detenciones y pedido de desafuero a CFK que ya son de público conocimiento.

 

 

“En ese escenario la unidad de los sectores populares es una exigencia inmediata para poner freno a las políticas de ajuste, a los atropellos represivos y por la defensa de las libertades democráticas”, aseguró la dirigente gremial.

 

 

Antonio Donello, secretario general de la UOM blanqueó diferencias en el seno de la CGT adelantando que el gremio a nivel nacional ya informó al triunvirato de la CGT que “la UOM rechaza las reformas laboral y previsional”. Este gremio forma parte del secretariado nacional de la central obrera (Francisco barba Gutiérrez participa en la cúpula máxima de la CGT, en representación de la UOM) por lo que el mensaje de Donello expone claramente que no se aceptarán diálogos con el gobierno que permitan –más allá de lograr cambios en el proyecto original de Reforma Laboral– que se apruebe dicha norma. “Estaremos en la calle movilizados”, lanzó Donello.

 

 

Por último, Marcelo Picardi de Upcn provincial dijo: “Esperamos una actitud histórica de los legisladores del peronismo para que no se avance con reformas que nos hagan retroceder años con derechos laborales adquiridos y que nos costó tanto conseguir. Creemos en el diálogo pero que sea constructivo, que contemple siempre mejores beneficios para trabajadores y jubilados, algo que claramente no está ocurriendo ahora”.

 

 

Fuente: El Ciudadano Web.