Gremialistas rosarinos advierten a la CGT por reforma laboral y previsional: “Estén a la altura”

En su primera conferencia de prensa tras las elecciones en las que Cambiemos obtuvo un gran triunfo a nivel nacional, el presidente Mauricio Macri se animó a hablar de un tema que intentó esconder en la campaña: la reforma laboral y previsional.

Alberto Botto, secretario general de Luz y Fuerza, y Juan Nucci, secretario general del Sindicato de Trabajadores Judiciales.

En ambos casos ratificó que el objetivo del gobierno es implementar cambios de manera consensuada con los distintos sectores. Ayer, el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triacca, se reunió con representantes de la CGT nacional. En la sede de la cartera laboral acordaron una rebaja general de las cargas patronales, que será compensada con aportes del Tesoro, para no desfinanciar a la Ansés. En diálogo con El Ciudadano, los gremialistas Juan Nucci y Alberto Botto, referentes del Movimiento Sindical Rosarino (MSR), instaron a los representantes nacionales a “estar a la altura de las circunstancias” y “no permitir que estas reformas avancen sobre los derechos de los trabajadores”.

 

 

Nucci, secretario general del Sindicato de Trabajadores Judiciales de la provincia de Santa Fe, consideró que “el triunvirato de la CGT –conformado por Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña– no estuvo a la altura desde su creación y mucho menos ahora”.

 

 

“Las declaraciones de los máximos dirigentes de la CGT nacional a la salida del coloquio de Idea es la muestra de que está allanado el camino para la reforma. Con tal de que no les toquen la caja de las obras sociales están dispuestos a entregar todo”, manifestó.

 

 

En tanto, dijo que el acuerdo entre el gobierno y la CGT para rebajar aportes patronales “no significa más inversión ni blanqueo, sino que es mayor ganancia para las empresas en desmedro del sistema previsional”.

 

 

“El MSR ha ratificado su oposición y confrontación con este modelo. Asumimos que este gobierno es constitucional y fue ratificado en las urnas, pero cuando se tocan intereses de los trabajadores nosotros los tenemos que defender”, agregó.

 

 

Por su parte, Botto, secretario general de Luz y Fuerza de Rosario, analizó que “cuando se plantea una reforma laboral, se habla de recorte de derechos”. También hizo un llamado a los representantes nacionales del movimiento obrero: “Los compañeros de la CGT nacional tienen que representar y defender los intereses de los trabajadores. Espero que estén a la altura de las circunstancias”.

 

 

En tanto, develó cuál es, a su entender, la estrategia de Cambiemos: “El gobierno intentará, como dijo Triaca, comer el elefante de a bocados. Irá sectorizando las reformas para que no tengan una oposición homogénea de todos los perjudicados”.

 

 

Por otra parte, objetó los argumentos del Ejecutivo para implementar las reformas. El gobierno de Macri asegura que la competitividad se está perdiendo por el alto costo laboral argentino ante Brasil, que ya sufrió una reforma fuertemente flexibilizadora. “Nosotros creemos que se pierde competitividad por los altos costos que tienen las empresas producto de los tarifazos y porque se abren indiscriminadamente las importaciones desde países donde el trabajo infantil y esclavo no está controlado”, señaló el gremialista.

 

 

Fuente: El Ciudadano Web.