Fugan 10 presos de la comisaría 5ª

Una nueva fuga en una comisaría de la ciudad. Esta vez, se evadieron 10 detenidos tras violentar una reja, romper una malla de seguridad y un alambrado, según la versión inicial.

Los reclusos usaron sierras para cortar barrotes y alambres y así pudieron ganar la calle.
Los reclusos usaron sierras para cortar barrotes y alambres y así pudieron ganar la calle.

Los internos se encontraban en un módulo transitorio de detención en la seccional 5ª (Italia 2153), que tiene capacidad para 25 personas y había 42. El jefe de la Unidad Regional II,  Marcelo Villanúa, sostuvo que los módulos volvieron a poblarse por el trabajo policial. El punto fue que los diez presos se escaparon y cuatro de los efectivos que estaban en la comisaría cuentan ahora con sumario y fueron puestos disponibilidad. El funcionario explicó que la dependencia está en refacciones y al cierre de esta edición sólo habían logrado recapturar a un evadido. Desde Fiscalía confirmaron que sobre el jefe de esa seccional ya pesaba una denuncia en la Unidad de Violencia y Corrupción Institucional y que las cámaras de seguridad no funcionaban.

Los vecinos de la seccional 5° tienen sus quejas respecto de la dependencia. Uno de ellos levantó una medianera para evitar que los detenidos se fuguen por su patio. También se quejan de los frecuentes ruidos molestos del lugar. Música de cumbia durante la madrugada es una constante, refirieron. La fuga tuvo lugar durante las 4 y las 5 de la madrugada y, según explicó Villanúa, se hallaron dos sierras con las que se presume cortaron los barrotes del módulo, rompieron una malla, un alambrado y se fueron por una propiedad lindera.

Los fugados fueron identificados como: Marcos Matías A.; Alberto Ariel A., imputado por una tentativa de homicidio, Milton A; Eugenio G; Maximiliano G; José Ernesto P; Ricardo Enrique P; José Luis V., y Oscar Matías E. Este último protagonizó un accidente de tránsito con su moto: ocurrió el 1° de marzo en la intersección de Roullión y Ocampo, donde impactó de frente con un auto y su acompañante, Emiliano Jesús Cabaña, falleció en el lugar. El imputado se dio a la fuga y dejó a su amigo tirado, aunque algunas cuadras después fue detenido. En tanto, Facundo R. fue recapturado en Crespo al 3900.

Durante la conferencia de prensa que brindó Villanúa se lo consultó por la presencia de detenidos en la comisaría, ya que en diciembre pasado el Ministerio de Seguridad ordenó trasladar a todos los detenidos a unidades penitenciarias. El jefe policial sostuvo que en su momento se movieron 300 detenidos de las seccionales y que ya no hay calabozos sino módulos transitorios de detención. Refirió que todas las personas alojadas en el lugar cuentan con prisión preventiva y justificó la estadía y sobrepoblación en la dependencia al sostener que estos lugares se encuentran rebasados por el trabajo diario que realiza la Policía local. Sostuvo que actualmente son 160 los presos alojados en comisarías.

En cuanto al personal policial de la dependencia, afirmó que había 5 policías en el turno y 4 de ellos pasaron a disponibilidad y se encuentran sumariados. En cuanto a las versiones respecto del titular de la seccional 5ª, refirió que tiene una investigación abierta que se encuentra a cargo de la fiscal Karina Bartocci de la Unidad de Violencia y Corrupción Institucional y refirió que se tomarán las medidas pertinentes cuando la Justicia anoticie la decisión sobre este uniformado.

Por su parte, el ministro de Seguirdad Maximiliano Pullaro sostuvo: “Trabajamos permanentemente en ajustar protocolos para que no pasen estas cosas”. Y  agregó: “Vamos a llevar adelante una profunda investigación. En el último año tuvimos, en diferentes oportunidades, 22 evadidos de los que 19 fueron recapturados. Esto implica un trabajo muy exhaustivo de la Policía. Se está investigando lo que sucedió. Si hubo complicidad de algún funcionario policial, nunca lo descartamos” y agregó que se determinará si hubo impericia.

Las guardias que tiene una comisaría de estas características, tienen que hacerse en forma permanente, dijo Pullaro y explicó que en el lugar hay cámaras de seguridad y, si no funcionaban, ello debería haberse corregido y se va a investigar. “Si el Estado hizo la inversión deberían funcionar o debería estar informado para arreglarlas rápidamente”, detalló. En cuanto al módulo de detención sostuvo que tenía los caños estructurales y malla cima, a lo que agregó que el año pasado le hicieron un cerco perimetral e igual lograron evadirse: “Por lo cual tendremos que ver los controles y la capacidad que tiene la Policía para llevar adelante los controles”, refirió.

En cuanto a los detenidos, sostuvo que esta semana iban a ser trasladados al Servicio Penitenciario. Explicó que el año pasado trasladaron más de 300 detenidos a penales y por el trabajo que se lleva adelante y las detenciones que se producen a diario “los presos vuelven a estar en comisarías y las comisarías vuelven a estar llenas”. Y resaltó: “En los próximos meses estamos inaugurando el módulo 7 de Piñero con 350 plazas y vamos a volver  a descomprimir las comisarías. Estamos avanzando en la construcción de la Alcaidía Regional, que ahí va a haber plazas para 200 detenidos que estarán en carácter transitorio, pero entenderán que hay una Policía que trabaja más y una Policía que detiene más y que la obra pública no es de un mes para el otro”.

Por su parte, la fiscal Bartocci confirmó la ruptura de la ventana y cerco perimetral y el escape por un garaje lindero. También sostuvo que las cámaras no estaban funcionando y se había pedido el arreglo. Refirió que todas las comisarías tienen 4 cámaras (una da hacia el penal), aunque no funcionaban y confirmó que en la seccional hay dos módulos y había 42 detenidos. Y añadió que el comisario tiene causas pendientes y fue quien llamó a la Fiscalía para anoticiar la fuga.

CURSOS DE PERFECCIONAMIENTO PARA FUNCIONARIOS POLICIALES

Durante la mañana de ayer se inauguraron los nuevos cursos de perfeccionamiento que involucran a funcionarios policiales de jerarquía y que dictará la Escuela Superior de Seguridad Pública. La primera oradora fue la funcionaria Ana Viglione, quien sostuvo que la presentación de la escuela superior y de especialidades es un momento muy importante para la Policía. Refirió que, para que este proyecto se haga realidad, se trabajó con funcionarios policiales y políticos. Refirió que buscan la profesionalización de la Policía y su capacitación continua. “Trabajar y estudiar va a ser la consigna de la Policía”, destacó.

El objetivo es preparar a los supervisores con visión estratégica y buscan hacerlo obligatorio para los concursos que se vienen. Sostuvo que mejoraron el proceso de selección de la Policía y de 5.000 aspirantes actualmente cursan 700; y agradeció la libertad de trabajo.

Por su parte, el ministro Pullaro sostuvo que “la formación y el desarrollo institucional permanente” fue un pedido de la fuerza. Refirió que la sociedad se complejizó cada vez más y desde el Estado se debe formar funcionarios que den respuestas. Agregó que trabajaron fuerte en el equipamiento y la incorporación tecnológica y ahora la meta es avanzar en la capacitación: “Estamos convencidos que es la salida”. Cerró el acto el gobernador  Miguel Lifschitz quien celebró la capacitación de los mandos superiores. Sostuvo que, como se trabaja en la salud, en educación, de la misma forma quieren hacerlo con la Policía. Y afirmó que garantizar la excelencia es una tarea del Estado.

Fuente: El Ciudadano & la gente.