Fuerte incremento en el transporte interurbano

Se trata de una suba del 25% que regirá a partir del 11 de noviembre en Santa Fe.

 

Luego del último incremento hace dos meses en el transporte interurbano en la provincia de Santa Fe,ocurrirá lo mismo el próximo 11 de noviembre. La nueva suba es del 25 por ciento para el transporte de media distancia, aquel servicio que conecta ciudades dentro del territorio provincial.

 

En tanto, las líneas urbanas interjurisdisccionales tendrán un incremento del 15 por ciento. Se trata de las empresas que conectan la capital santafesina con Santo Tomé, Recreo y la costa.

 

Cabe mencionar que la Subsecretaría de Transporte Automotor cuenta con un sistema para el análisis de costos, desarrollado por la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), la Consultora Ejecutiva Nacional de Transporte (CENT) y el Grupo de Estudio sobre Transporte (Getrans), el cual determina la estructura de los costos y permite establecer una base racional para la toma de decisiones en lo que hace a la fijación de tarifas de transporte de pasajeros.

 

Mediante el monitoreo de costos que se realiza periódicamente, surgieron incrementos en los valores de chasis, carrocerías, lubricantes, cubiertas, combustibles, repuestos y mano de obra, que inciden en los costos de explotación del sistema.

 

 

Tres veces en el año

Es el tercer aumento que el gobierno provincial autoriza en el año. Con el de hoy, del 25 por ciento, acumulará una suba superior al 50 por ciento.

 

El primero de este año se produjo el 22 de abril y fue del 8,53 por ciento y el segundo se dio el 26 de agosto y fue del 14,47 por ciento.

 

 

Escenario incierto

A diferencia de los dos primeros aumentos, este último se da en el marco de una incertidumbre respecto a los subsidios que la Nación dejará de enviar a partir del próximo año para que los gobiernos provinciales comiencen a hacerse cargo.

 

Los empresarios del sector anunciaron que de confirmarse la decisión nacional de quitar los subsidios al sector, la tarifa se podría duplicar.

 

Fue el mismo José León Garibay, ministro de Infraestructura y Transporte, quien comentó que de quitarse la totalidad de los subsidios (vinculados al gasoil y aquellos directos del tesoro nacional) Santa Fe dejaría de percibir cerca de tres mil millones de pesos al año.

 

Pablo Alliot, tesorero de la Asociación del Transporte Automotor de Pasajeros de Santa Fe (Atap), comentó en su momento que el monto subsidiado de Nación depende del tipo de servicio pero que ronda el 50 por ciento del costo de la tarifa.

 

En este contexto de preocupación es que los gobiernos provinciales comienzan a buscar alternativas.

 

La semana pasada la Cámara de Diputados dio media sanción a una iniciativa para fortalecer el Fondo Compensador del Transporte Automotor Urbano e Interurbano de Pasajeros de la Provincia de Santa Fe.

 

Los recursos saldrían de nuevos impuestos. Se establecerían nuevas alícuotas –que van del 0,20% al 0,75%– de Ingresos Brutos a la comercialización de agroquímicos, semillas y fertilizantes y por el otro, se gravaría con un adicional del impuesto inmobiliario a cerealeras, entidades bancarias y financieras.

 

La iniciativa espera que el Senado provincial le dé sanción definitiva.

 

 

 

 

 

 

Nota: Diario Uno Santa Fe.