Endeudamiento: el PRO cerró la puerta al Ejecutivo en el Concejo

El proyecto del Ejecutivo local para salir a tomar deuda en el exterior con el fin de volcarla a obras y capitalizar el Banco Municipal volvió ayer a quedar empantanado en la comisión de Gobierno del Concejo.

El proyecto de endeudamiento tuvo una áspera discusión en la reunión de comisión de Gobierno.

El oficialismo, que está allí en minoría, no pudo avanzar con su propuesta y acusó directamente al PRO por el freno en duros términos.

La reunión de Gobierno de este martes llegó en el marco de febriles negociaciones para alcanzar los votos que necesita la iniciativa para ser aprobada y llegar al recinto.

La semana pasada el proyecto fue avalado en la comisión de Presupuesto con el apoyo opositor del bloque de Ciudad Futura. Y había expectativa para que ver qué pasaba este martes.

Al no lograr dictamen favorable, el oficialismo no la tiene fácil, ya que debe cosechar 19 voluntades sobre un total de 28 para aprobar la toma del crédito internacional por 146 millones de dólares para obras de infraestructura y capitalizar el Banco Municipal.

Con el kirchnerismo, el Movimiento Evita, sectores del peronismo y el radicalismo en contra de apoyar la iniciativa oficial, los operadores políticos del Frente Progresista se jugaron al “todo o nada” para intentar sumar las cinco voluntades del PRO. Pero este sector le dio la espalda ayer en la comisión de Gobierno y así la propuesta no llegó al recinto del Palacio Vasallo, que adelantó la sesión de esta semana a raíz del feriado del jueves.

La comisión de Gobierno está presidida por el radical opositor Jorge Boasso e integrada además por el peronista Eduardo Toniolli; su par de Rosario Federal, Diego Giuliano; los macristas Carlos Cardozo y Gabriel Chumpitaz; el radical oficialista Martín Rosúa y el socialista Horacio Ghirardi.

Para que la iniciativa obtenga despacho debe recibir el aval de al menos cuatro de ellos. Y ayer sólo Ghirardi la impulsó.

QUÉ PASÓ

En la reunión Chumpitaz dijo que su bloque aún no definió su opinión sobre el endeudamiento, pero mencionó de movida que no avalarían el proyecto este martes.

Tres eso, criticó al Ejecutivo por “tener las cuentas en rojo después de 27 años de gestión, no emitir un plan de cara a 2017 (plazo en que se pagaría la deuda) y pidió “una baja del gasto para los próximos 20 años”.

La respuesta del presidente del bloque socialista, Horacio Ghirardi, llegó de inmediato.

“Me cuesta entender conceptualmente la opinión del PRO. Es absolutamente diferente a lo del gobierno nacional”, señaló el edil, quien recordó al instante que la provincia de Buenos Aires y Capital Federal tomaron créditos internacionales “con déficits mayores y al de Rosario, que es manejable”. “Todos queremos hacer obras, pero hay que apoyarlas con votos, no con discursos. Lo que está haciendo el PRO es hipócrita”, disparó.

Luego, entrada la tarde, Ghirardi envió un comunicado a los medios aún más duro. Allí tildó a los dirigentes macristas de “oscuros personajes” que “tiran para atrás cuando evidencian la posibilidad de que la ciudad siga avanzando en transformaciones urbanas con servicios que mejoran la calidad de vida”.

La cosa no quedó allí y continuó hasta la noche. La edila Verónica Irizar (también socialista y quien fuera secretaria de Hacienda municipal), señaló que la discusión del endeudamiento “está en la misma situación que en diciembre pasado”. “Quedó expresado que el PRO va en contra de avanzar con obras para la ciudad”, agregó en declaraciones a la emisora local Radio 2.

La concejala también metió el dedo en la interna local del partido que conduce Mauricio Macri. Dijo que el bloque esta “dividido” y que es “lamentable que quieran manejar el Concejo desde la Legislatura provincial”.

“Son malos representantes del presidente, que está impulsando hacer obra pública y acá niegan el pavimento en los barrios, las obras en Mangrullo y Saladillo, la mejora en el transporte o poder usar el Banco Municipal para generar crédito”, añadió.

En tanto, desde el Ejecutivo también salieron a “pegar”.

El secretario de Gobierno, Gustavo Leone, manifestó que “la campaña proselitista ya se metió en la discusión” y vinculó el “no” del PRO al cierre de listas de los frentes electorales (que será en dos semanas), como paso previo a las Primarias Abiertas, Simultaneas y Obligatorias del 13 agosto y las elecciones generales legislativas del 22 de octubre.

“Las mezquindades aparecen para no poder llevar a cabo obra pública durante este año electoral”, abundó.

El funcionario local opinó que “el PRO tiene problemas por diferencias internas marcadas y carecen de un proyecto específico para la ciudad; si hubiesen tenido una alternativa hubiesen hecho al menos un despacho distinto”.

EL CONTENIDO DE LA INICIATIVA

Tras el pedido original del Ejecutivo local, la comisión de Presupuesto del Concejo avaló la semana pasada al municipio a tomar deuda con un tope menor: hasta 146 millones de dólares. Además, los ediles dispusieron la creación de una comisión de Control. Esos son los cambios más salientes  con los que llegó la propuesta ayer a la comisión de Gobierno.

Asimismo, los concejales aprobaron que la Municipalidad pueda destinar “20 millones de dólares a la capitalización del Banco Municipal de Rosario y la totalidad de los fondos remanentes” de la operatoria.

A la par, los trabajos que están contemplados son la pavimentación a nivel definitivo, por 425.600.000 pesos, y provisoria, por 182.400.000 pesos. La recuperación de los Bajos del Saladillo, cortada Mangrullo y saneamiento ambiental del brazo seco del arroyo Saladillo están cotizadas en 408.000.000 pesos.

Otra obra importante es la reconversión lumínica de la ciudad, a través de luces led en las principales avenidas, parques y plazas, por un monto total de 192.000.000 pesos. Así, también, en los centros comerciales a cielo abierto, en los que se prevé tareas de pavimentación, iluminación, ampliación de veredas, señalización (horizontal y vertical), equipamiento urbano, adecuación de cableados y cartelería; poda, escamonda, tratamiento de raíces, cazuelas y obras hidráulicas por un monto de 192.000.000 pesos. También se puede destacar la adquisición de equipamiento para el transporte público depasajeros, en particular la recuperación de las líneas eléctricas de trolebuses M e I, por 320.000.000 pesos.

LA RESPUESTA

El edil Carlos Cardozo también se sumó a la discusión que se dio ayer por el endeudamiento. El concejal macrista dijo que el despacho “no reunía consenso ya que el oficialismo no tenía los votos” más allá de la negativa del PRO. Y argumentó que su negativa se debe a la discordancia con el “orden de prioridades” de las obras que se harían con el dinero de las colocaciones de deuda. El edil dijo que algunos de los destinos que el oficialismo le quiere dar a esos fondos se pueden obtener (mediante negociaciones) de las arcas provinciales.

Fuente: El Ciudadano & La Gente.