En el Concejo ahora sí ven viable aprobar la emisión de bonos municipales en dólares

Concejales del PRO y el FPV apoyan que el dinero no se use para saldar pasivo comercial, como fue la primera propuesta de Fein

Endeudamiento. Serían u$s 200M para obras
Endeudamiento. Serían u$s 200M para obras

La intendenta Mónica Fein anunció que enviará al Concejo un nuevo proyecto de endeudamiento, en el cual se desestimará la reestructuración de pasivos como uno de los destinos del financimiento, redirigiendo esos fondos a la obra pública. Lo hizo en el marco del discurso de inicio de las sesiones ordinarias del Palacio Vasallo, donde repasó los principales ejes del plan de gobierno para el año en curso.

 

En declaraciones posteriores a la prensa, adelantó que el nuevo texto será girado a los ediles la semana próxima. “Queremos volcar más recursos a las obras oportunamente propuestas”, dijo Fein, quien además adelantó que solicitará al Concejo una autorización para firmar un convenio con el Gobierno de Santa Fe que permita hacerse de fondos (provenientes de un adelanto extra de coparticipación) que permitan cancelar los compromisos financieros con los proveedores y concluir la actual gestión con las finanzas totalmente saneadas.

 

La jugada parece acertada. Es que luego del discurso, desde el PRO y desde el Frente para la Victoria, cada uno con sus argumentos políticos, emitieron comunicados en los que -luego de fustigarla por los cuatro costados en todos los temas- le dieron un guiño a la propuesta.

 

“La  Municipalidad no podía endeudarse en dólares para pagar el gasto corriente. Pero muy distinta es la situación si, como ahora se comprometió Fein luego de nuestras críticas, a que el financiamiento sea sólo para financiar obras públicas”, resaltó el concejal Alejandro Roselló, líder de bancada del PRO.

 

“Valoró que el Ejecutivo haya retirado el proyecto original de endeudamiento, que estaba orientado a refinanciar la deuda con proveedores, hipotecándonos en moneda extranjera Esta decisión es un triunfo de una parte de la oposición: logramos instalar que la realización de obra pública, y sobre todo en los sectores más postergados de la ciudad, es el único punto de partida racional para discutir el tema”, señaló el concejal Eduardo Toniolli (FPV).

 

Con los votos del PRO y el FPV, si realmente así lo hacen, a la alianza de socialistas y radicales ya le alcanza el número de ediles para aprobar la toma de deuda esta misma semana.

 

El proyecto original señalaba que de los u$s 200 M, un 60% iría a obras y bienes de capital, 27% para reestructurar el pasivo municipal, 10% a capitalizar el Banco Municipal y 3% para modernización del Estado. Fein no precisó si ese 27% no se toma o si se incluye dentro del rubro obras y bienes de capital, pero su

 

Pero el tema es que, más allá de la mala prensa que en algunos sectores políticos puede tener la decisión de tomar deuda en dólares, el municipio tiene compromisos de pago por $800 M y se financian postergando pagos a proveedores (a los que les perjudica en su calificación crediticia arrastrar ese pasivo, además de los inconvenientes propios del atraso).

 

No obstante, aunque atrasada, la deuda se paga pero para eso el municipio debe recurrir para financiarse a los bancos (el que más tiene aceitado el mecanismo de atención al Municipio local es el Macro), que le cobran tasas muy altas en pesos. Para tener una idea, a mediados del año pasado, la tasa que le cobraban al Municipio era superior al 30% por un préstamo corto. Si en vez de pagar esas tasas a los bancos, se toma dinero en dólares, que tiene tasas substancialmente más baratas (Córdoba consiguió u$s 150M a 7.8% en noviembre), y que además son a largo plazo (10 años) el gobierno puede tomar esos dólares y directamente saldar su pasivo…

 

Fuente: Punto Biz, información de negocios.