En 2017 la industria de la región volvió a crecer pero alertan por aumentos de tarifas y combustibles

INFORME DE LA UISF

Aumentó el 0,9 por ciento respecto a 2016, pero sigue por debajo de los niveles de 2015. Advierten sobre las consecuencias del aumento de la energía eléctrica y combustibles.

Las expectativas para este año crecieron levemente entre los industriales santafesinos.

La industria manufacturera del centro y norte de la provincia creció en 2017 el 0,9 por ciento, luego de tres años de caídas consecutivas, impulsada por una suba en el cuarto trimestre del año pasado del 2,2 por ciento; al tiempo que los industriales alertaron por los aumentos del precio de los combustibles y la energía eléctrica, que el año pasado, especialmente en el mes de diciembre, generaron una evolución desfavorable en sus precios relativos.

“El nivel general del índice de precios mayoristas, a precios básicos del productor, correspondiente a diciembre de 2017 se ubicó 17,9% por encima con respecto a igual mes del año anterior. Por su parte, los precios recibidos por las empresas industriales resultaron 18% superiores en relación a diciembre de 2016. Estas variaciones contrastan con los fuertes aumentos de precios y tarifas verificados durante 2017 en productos refinados del petróleo 25,3% y energía eléctrica 88,4%”, advierte el informe.

Según el Informe de Actividad Industrial Regional , que elabora el Centro de Estudios de la Unión Industrial de Santa Fe, los indicadores que se toman en cuenta para hacer el análisis coinciden en señalar la mejora de la actividad industrial durante el año 2017. “El nivel de utilización de la capacidad instalada, el estado de la cartera de pedidos de producción y las perspectivas empresariales revelan una moderada recuperación de la actividad en un contexto de acotada base de comparación (año 2016) y heterogeneidad sectorial. El nivel de producción se ubica por debajo del alcanzado en 2015”, concluye.

Respecto a las perspectivas para el primer semestre de 2018, éstas muestran mejores resultados que en los anteriores períodos: “El segmento de empresas industriales que manifestó buenas perspectivas en materia de actividad productiva representó prácticamente la mitad del panel. Complementariamente, también se redujo la participación relativa de empresas con expectativas desfavorables. Sin embargo, continúa siendo elevada (42%) la porción de compañías que no vaticina grandes modificaciones en sus futuros niveles de producción”, dice el informe.

Actividades

La faena aviar en la provincia en 2017 exhibe una mejora de 1,4% en relación al año anterior, aunque registró un procesamiento total de 32,9 millones de cabezas, equivalente a un nivel de producción 15% por debajo del máximo alcanzado en el año 2014, y 4% inferior al correspondiente a 2015.

También creció la faena de animales bovinos que fue un 7,5% superior respecto al año anterior. El consumo interno de carne bovina por habitante presentó en diciembre de 2017 una caída 3,1% interanual pero en el acumulado anual, el consumo observó una recomposición de 3,7% interanual, alcanzando a 58,5 kilogramos por persona. El volumen exportado de carne bovina durante 2017 mostró un importante incremento de 34% interanual, totalizando 308 mil toneladas equivalentes res c/ hueso.

Respecto a los derivados de la soja, la fuerte disminución de las exportaciones de aceite y harina en diciembre de 2017 afectaron el nivel de producción sectorial. La industrialización de soja en la provincia de Santa Fe mostró en el último mes de 2017 una notoria caída de 39,4% interanual, acumulando al cierre del año una merma de 5,9% respecto a 2016.

En el mismo sentido, la elaboración de aceite de soja durante diciembre de 2017 se derrumbó el 38,6% interanual, finalizando el año con una caída en el nivel de actividad del 6,8% respecto a 2016.

Finalmente, el nivel de actividad del bloque minerales no metálicos en Santa Fe registró en diciembre de 2017 un incremento de 10,4% interanual, acumulando al finalizar el año una mejora de 13,3% en relación a 2016. Cabe recordar que durante el año 2016 el indicador mostró una baja de 12,6% interanual. Durante los meses de octubre y noviembre de 2017 se registró en Santa Fe un aumento de la demanda de insumos y materiales para la construcción en cotejo a 2016.

REABRIÓ UNA PLANTA QUE PERTENECÍA A LA USINA SANCOR

La planta industrial láctea de la empresa Cotahua reabrió sus puertas en la localidad cordobesa de Coronel Moldes, departamento de Río Cuarto, tras el cierre de la fábrica de SanCor en abril del año pasado.

El predio fabril fue transferido a una sociedad anónima creada por la Cooperativa Láctea de Huanchilla Ltda, que se hizo cargo de la planta, que producirá inicialmente quesos de pasta dura.

El gerente general de la cooperativa, Hernán Ghersi, indicó a la emisora Cadena 3 que es un día “soñado, de trascendencia para el ámbito cooperativo, donde volvieron a trabajar allí, 32 operarios”.

Afirmó que “la gente se integró nuevamente a la planta. Algo muy importante para nosotros fue el primero, que se dio la transferencia de la planta, pero hoy los muchachos se han incorporado nuevamente y se hacen todos los preparativos para poner en funcionamiento la planta”, indicó.

Ghersi agregó que “se está haciendo el mantenimiento previo para comenzar a producir en los próximos días”.

Además precisó que “en el corto plazo prevén producir 75 mil litros de leche por día que son el 50 por ciento de lo que es la capacidad máxima de la planta que son 150 mil litros por día de quesos de pasta dura”.

El directivo señaló que “en el círculo cooperativo es una gran noticia, creemos que es muy revitalizante para el pueblo decir que 32 familias han sido reintegradas al trabajo, con la cultura de trabajo que tiene toda esta gente, con los logros que tienen sobre sus espaldas y para nosotros tiene mucho valor”.

El gobierno de Córdoba entregó el 31 de enero pasado un aporte de 5,4 millones de pesos a la Sociedad Cooperativa de Tamberos de Huanchilla Ltda (Cotahua), para la reapertura de la planta industrial láctea de la ex compañía Sancor.

La empresa ahora denominada Cotahua recibió el aporte de manos del gobernador Juan Schiaretti, el cual fue destinado a la reactivación de la fábrica para la producción de quesos y otros productos lácteos, tarea que comenzó este miércoles.

La planta fue cerrada en abril de 2017 y, con la intervención del gobierno de la provincia y del municipio de Coronel Moldes, la cooperativa y los directivos de la empresa Sancor acordaron la transferencia de la planta industrial que una vez activada tendrá la capacidad para elaborar 150 mil litros diarios de leche.

 

 

Fuente: Prensa Unión Industrial de Santa Fe/ El Litoral.