El plan de una láctea para esquivar vacas flacas y sumar mercados

Apuesta a ingresar con sus productos en los mercados más exigentes del mundo.

 

Agroindustria: es bastante nueva en el sector.

En medio de la crisis que azota al sector lácteo, la firma santafesina La Ramada, con apenas tres años en el mercado, se mantiene firme en su crecimiento gracias a un proceso de integración vertical. En octubre de 2016 la empresa inauguró su fábrica de alimento balanceado para bovinos y ahora apuesta a ingresar con sus productos en los mercados más exigentes del mundo.
Ubicada a dos kilómetros de la localidad de Franck, en el centro santafesino, la empresa perteneciente a la familia Gonella se dedica principalmente a la producción de leche en polvo. Según informó a Punto biz Guillermo Luder, coordinador de la fábrica, los productores tienen planes a largo plazo de expandirse en la sección de leche larga vida (UAT).

 

“El sector lácteo está muy complicado, más aún en esta época del año donde aumentan los costos de gas y hay poco ingreso de leche. Pero seguimos avanzando en el proceso de integración vertical”, aseguró Luder, y agregó: “Nosotros exportamos a algunos países y ahora estamos trabajando en la certificación ISO 22.000 para poder ingresar a mercados más exigentes, como Estados Unidos y Europa”.

 

Con una inversión de u$s 6 M, la nueva planta de balanceado de la firma ya procesa unas 1.500 toneladas de alimento por mes, lo suficiente para abastecer a las 800 cabezas de ganado de La Ramada y vender 500 toneladas a terceros.

 

La fábrica, que está equipada para el procesamiento de aceite de soja, cuenta con 12 empleados y una capacidad de producción de 4.000 toneladas mensuales de balanceado. “Es una planta integrada que se compró llave en mano a la empresa H.B. Maquinarias, de Rafaela”, detalló Luder.

 

Fuente: Punto Biz, información de negocios.