El exministro de la Rosa y seis dirigentes de UPCN irán a juicio

El ex titular de Salud provincial ministro de Salud de Entre Ríos deberá sentarse en el banquillo por un caso de coacción agravada contra una funcionaria de Diamante.

Inédita situación de un ahora exfuncionario acusado de un grave delito.

Ariel de la Rosa, el ex ministro de Salud de Entre Ríos, junto con seis dirigentes de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) irán a juicio a raíz de la causa por coacción agravada que les imputaron los fiscales Laureano Dato y Gilberto Daniel Robledo, quienes el 7 de julio pasado habían solicitado la remisión de la causa a juicio oral.

Aquella vez, el juez de Garantías de Diamante, Julián Vergara, después de escuchar la argumentación de los fiscales y de los defensores Marcos Rodríguez Allende, que asiste legalmente a la dirigente de UPCN, y de Julio Federik y Leopoldo Lambrischini, que ejercen la defensa de De la Rosa, dispuso un cuarto intermedio, hasta este miércoles, cuando resolvió elevar la causa a juicio.


Los hechos
La causa se abrió a raíz de los serios incidentes ocurridos en la Colonia de Salud Mental de Diamante entre los días lunes 5 y miércoles 7 de junio, cuando un grupo de gremialistas de UPCN acudieron a esa ciudad para imponer a la directora del nosocomio, Noelia Trossero, la orden de reincorporar a la enfermera Yanina Migueles, delegada del gremio, cuyo contrato como suplente extraordinaria había sido cortado por orden de la directora.

Desde la cartera que dirigía De la Rosa, el asesor legal Víctor Berta elaboró un dictamen que fue la base para una resolución que adoptó el exministro: la recontratación de la enfermera Migueles, medida a la que se opuso Trossero. Fue entonces que los sindicalistas de UPCN viajaron a Diamante, autorizados por el exministro, según la tesis de los fiscales, y apretaron a la directora de la Colonia de Salud Mental de Diamante para que repusiera a la delegada en su cargo.

El miércoles 7 de junio, cinco dirigentes de UPCN, que fueron soporte de De la Rosa en Salud, viajaron a Diamante y presionaron a Trossero para que cumpliera la orden del exministro, que le había impuesto recontratar a la enfermera Migueles. En medio de un escándalo, el secretario adjunto del sindicato, Fabián Monzón, quien es uno de los siete directores del Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper), José Zarza, Guillermo Barreira, la secretaria gremial Carina Domínguez y la dirigente Zunilda Suárez provocaron una batahola en el hospital diamantino que obligó a la intervención de la Policía.

Los cinco terminaron en la cárcel, con prisión preventiva. El viernes 9 del mes último hubo una audiencia en los Tribunales de Diamante. Entonces, el juez Vergara les impuso 15 días de prisión preventiva domiciliaria a Monzón, Zarza y Barreira; en tanto, Domínguez y Suárez fueron puestas en libertad. A los cinco, luego se agregó la imputación de una sexta dirigente: Noemí Ester Santamaría.

 

Fuente: El Diario de Paraná.