El dólar marcó un nuevo récord: qué hay detrás del alza

El dólar registró este jueves una nueva suba de 19 centavos, y llegó a un promedio 18,21 pesos para la venta en bancos y casas de cambio. Los economistas rosarinos Sergio Arelovich y Salvador Di Stéfano analizaron en diálogo con El Ciudadano el alza de la moneda norteamericana, que el miércoles había aumentado 7 centavos y no superaba la barrera de los 18 pesos desde el 28 de julio pasado, durante el período pre-electoral.

 

 

La reforma tributaria que obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados grava la renta financiera en un 5%. La tasa de las lebacs es del 28,5% anual. Si se le resta la comisión y el nuevo impuesto, la ganancia es del 26,8% anual; apenas por encima de la inflación de este año, que cerrará en torno del 25%.

 

 

Esta situación generó una migración de inversiones en Lebacs al dólar. “El 19 de diciembre vencieron 422.000 millones de pesos en Lebacs y sólo se adjudicaron 304.000 millones. Hay 118.000 millones que no fueron negociados y huyeron al dólar”, explicó Arelovich.

 

 

Si bien la inflación y la tasa de interés que pagan las Lebacs y los plazos fijos se acercaron mucho, aún siguen siendo más rentables que el dólar. Durante 2017, la moneda estadounidense subió de 15,80 a 18,10 pesos, o sea un 13%; muy por debajo del 24% anual del plazo fijo y del 28,5% de las Lebacs, más allá del nuevo impuesto.

 

 

Por eso, tanto Arelovich como Di Stéfano descartaron una corrida y una suba indiscriminada del billete verde para el año que viene. “Esta política del Banco Central de sostener con alta tasa de Lebacs la permanencia de colocaciones en pesos está llegando a su final”, consideró Arelovich.

MULTICAUSAL

No sólo la baja de la rentabilidad de las Lebacs empujó al dólar. Arelovich contempló “la presión que ejercen los exportadores para que el congelamiento del tipo de cambio no siga esa senda”.

 

 

Por su parte, Di Stéfano agregó cuestiones estacionales: “Los cierres de posiciones de las empresas de fin de año y la compra de viajes al exterior hacen subir la demanda”.

 

 

Sin embargo, consideró que esto se compensa con la caída del consumo, ya que “a muchos empresarios no les cerraron los números y necesitaron vender dólares para pagar el aguinaldo”.

INFLACIÓN: DIFERENTES POSICIONES

Arelovich adelantó que esta suba del dólar se trasladará a los precios pero Di Stéfano no coincidió.

“Como no hay ningún tipo de regulación, es muy probable que en nombre de la devaluación los empresarios trasladen el 100% a precios”, señaló Arelovich. Di Stéfano coincidió en que diciembre será un mes de más del 2% de inflación, pero que el aumento del dólar no impacta. “Lo que influye son los aumentos de las tarifas de electricidad y gas”, dijo el analista de negocios.

 

 

Fuente: El Ciudadano Web.