El Concejo autorizó a los taxis y remises instalar mamparas de seguridad

Se aprobaron dos ordenanzas del concejal Fernando Fleitas (PJ-Santa Fe es una sola) que incorpora estas barreras de protección física a los tradicionales elementos que posee este subsistema de transporte público. Será una prueba pilota por dos años. El intendente, ¿las vetará?

En la sesión de este jueves, el Concejo sancionó modificaciones a las ordenanzas de taxis (11.661) y de remises (9,981) autorizando, por un período de prueba de dos años, la incorporación de barreras de protección física. Las unidades de este subsistema de transporte público podrán instalar una barrera de protección física como complemento de los elementos de seguridad.

Esta normativa establece también que su instalación, resultará del acuerdo formal entre el chofer y el titular de cada licencia, que deberá ser presentada y firmada por ambos ante la autoridad competente. El autor de esta iniciativa es el concejal del PJ-Santa Fe es una Sola, Fernando Fleitas y contó con el apoyo del interbloque opositor. El Frente Progresista manifestó su voto en contra.

Entre las características de estas mamparas se establece que no deberán poseer ángulos vivos que pongan en peligro la integridad física del pasajero y contemplará la inclusión de un dispositivo para el intercambio de dinero. Con respecto al seguro del vehículo la compañía aseguradora deberá aceptar la modificación realizada en el mismo.

Asimismo, en caso de que los choferes y el titular de la licencia de taxi o remis, decidan colocar la barrera de protección física, deberá existir un acuerdo formal entre cada uno de los choferes asignados a la unidad y el titular de la misma, donde bajo declaración jurada manifiestan dicha voluntad. En caso de existir una modificación respecto del listado de conductores que trabajan al momento de la presentación de la declaración jurada, es obligatorio presentarla nuevamente con la conformidad del nuevo empleado.

Por último el Ejecutivo Municipal deberá realizar los estudios tendientes a determinar tipos y condiciones técnicas definifitvas de las barreras de contención física, así como su posible homologación por organismos técnicos competentes.

 

Los fundamentos

El autor de dicha iniciativa, Fernando Fleitas consideró que “la mampara disuade al delincuente, evitando la agresión” por eso destacó la importancia que tendrá su uso. De todas maneras aclaró que no será obligatoria su colocación. “Creo que era algo necesario, hace mucho tiempo que lo venimos trabajando. No tuvimos el acompañamiento del oficialismo, es una lástima porque tiene que ver con la seguridad”, dijo el concejo del PJ.

“Ante la ola de violencia e inseguridad, resulta imprescindible una protección práctica, y efectiva para disuadir y disminuir situaciones de peligrosidad que viven los choferes. Lo único que hoy impide que el conductor no sea atacado es la mampara, no queda otra alternativa”, dijo más adelante.

“El objetivo principal es proteger la vida del chofer, y en segundo lugar evitar el robo y sus graves consecuencias económicas. Soporta hasta los impactos de balas de alto calibre, esto está comprobado en Rosario por ejemplo donde se implementa. Estamos dando una herramienta más, sabemos que no es la solución definitiva pero es un paliativo”, consideró. Vale destacar que es una empresa rosarina la que fabrica estas barreras, tiene un costo de 15 mil pesos aproximadamente y se puede pagar en cuotas.

Antes de finalizar, Fleitas dijo: “Tendremos que ir trabajando el tema para ver como se va aggiornando, cómo lo van a ir colocando. Hay para todos los modelos de autos. Estamos dando una herramienta más de seguridad, en este problema que estamos viviendo los santafesinos. Ahora queda a disposición de los choferes y dueños de licencias colocarlas o no, no se los está obligando a nada”.

Rechazo y ¿veto?

Por su parte, el concejal del Frente Progresista, Cívico y Social, Mariano Cejas fundamentó el voto negativo del interbloque y aseguró que “desde el año pasado venimos trabajando las distintas alternativas que podemos encontrarle a los elementos que brinden seguridad a los conductores de taxis y remises y en este caso no veíamos que era la mejor herramienta”.

“Hicimos reuniones tanto con el sindicato de choferes como los distintos empresarios del rubro, donde nos manifestaron que estaban trabajando en otras medidas como el caso de los botones, pero además sosteníamos que debían realizarse los estudios técnicos para que puedan ser homologados estos sistemas ya que hay experiencias en otras ciudades y los resultados no son los más exitosos”, explicó Cejas.

Siguiendo esta línea, agregó: “Por eso decíamos que primero tienen que estar los estudios correspondientes para que estos sistemas sean homologados por parte de los organismos pertinentes. Este es el camino que nosotros entendemos primero se debe transitar para así encontrar las condiciones y los sistemas apropiados y a partir de ahí que el municipio autorice la colocación”.

Ante este panorama, lo más factible es que el Ejecutivo vete dicha normativa porque la aprobación solo se dio con el votos de los ocho ediles del interbloque justicialista y el oficialismo lo rechazó, es decir que si regresa al Concejo luego de ser vista total o parcialmente por el intendente se deberá reunir los dos tercios de los avales para rechazarlo y ante esta realidad, los números no estarían dando.

“Ahora el Ejecutivo evaluará. Entendemos que en cualquiera de los casos (veto o promulgación) tendrá los argumentos razonables como para tomar dicha decisión. Analizará dicha resolución del cuerpo y en los próximos días regresará al cuerpo su decisión que tendremos que ver cual es y apoyarla”, explicó a UNO Santa Fe, Mariano Cejas.

 

Fuente: Diario Uno Santa Fe.