Denuncian que egresados de varias secundarias fueron estafados con sus uniformes

La denuncia la radicó la madre de un alumno de la escuela Lucía Aráoz, de Ángel Gallardo. El mismo caso se dio en otra de Nuevo Torino y también en la José Hernández, de Santa Fe. Acusan de que se firmó un contrato pero que la empresa nunca cumplió.
Están sin respuesta, desde febrero, los padres quieren saber qué sucedió con el dinero que abonaron por los uniformes que nunca le fueron entregados a sus hijos.

Los padres de alumnos de 5º año de tres escuelas de Santa Fe y la región denunciaron por estafas a una empresa que acordó confeccionar los uniformes de final de año pero que nunca cumplió con lo pautado.

La denuncia fue radicada el pasado 3 de mayo en la Comisaría 1ª y apunta al titular de la empresa, el cual, según indicaron, no atendió nunca más los teléfonos ni tampoco los mensajes. Dicha empresa está ubicada en un local de una galería de San Martín al 2300 de la peatonal santafesina. La denuncia, según pudo corroborar UNO, ingresó al Ministerio Público de la Acusación, el pasado 23 de este mes.
Los convenios fueron firmados por padres de alumnos de las escuelas de Ángel Gallardo -Agrotécnica Nº 690, Lucía Aráoz-, de Nuevo Torino, del departamento Las Colonias -Escuela Nº 1525 Núcleo Rural- y de la José Hernández Nº 261 de la capital provincial.
El suceso
El caso se remonta a octubre del 2016, cuando el titular de la empresa firmó un contrato donde se comprometió a confeccionar los uniformes de final de año para los alumnos de las escuelas. En aquel contrato, se establecía un convenio de pagos –de cuatro cuotas de $400– por cada alumno y se acordó que en el último pago, el 15 de febrero de este año, se haga entrega de la indumentaria: campera, chomba y zapatillas.
Los padres de los alumnos fueron abonando las cuotas pero cuando llegó el mes de febrero de este año los uniformes de egresados nunca llegaron, situación que generó cierta inquietud.
“Para esa fecha los uniformes no estaban, pasaron los días y nunca llegaron. Nos decían siempre una cosa distinta. Que tenían problemas con el taller, después con una costurera, siempre tenía una excusa”, explicó a UNO, Mariana Acosta, la madre de un alumno de la escuela de Ángel Gallardo, que denunció la presunta estafa en la Comisaría 1ª. En ese establecimiento educativo, son 17 los jóvenes que no cuentan con su indumentaria de egresados.
“Yo decidí hacer la denuncia porque me di cuenta que esto iba muy lejos y que claramente era una estafa. Es un delincuente que no puede seguir estafando a los chicos que, con la ilusión de tener el uniforme de quinto año, confiaron en él cuando fue él mismo quien ofreció a la escuela sus servicios”, sostuvo la mujer. “Pasó mucho tiempo y no nos atendió el teléfono ni los mensajes”, agregó.
En esa línea, la misma situación se dio con 19 alumnos de una escuela de Nuevo Torino, una pequeña localidad del departamento Las Colonias, a 22 kilómetros de la ciudad de Esperanza, los cuales tuvieron que depositarle durante cuatro meses en una cuenta del Banco Santander Río. Los mismos hechos también sucedieron en la escuela José Hernández, del barrio Sur de Santa Fe.