“Con la ley de narcomenudeo corremos el riesgo de mayor corrupción policial”

Lo afirmó el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Rafael Gutiérrez, en UNO en la Radioconsultado sobre la intención de avanzar con la ley

 

En diálogo con UNO en la Radio (lunes a viernes de 16 a 18 por FM Sol, 91.5 Mhz), el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la provincia, Rafael Gutiérrez, volvió a mostrarse contrario al avance de la ley de narcomenudeo que discute en la actualidad la Legislatura provincial por considerar que la norma no solucionará el problema de fondo y generará nuevas dificultades como mayor corrupción policial.

 

Cabe recordar que Gutiérrez, quien aclaró que su opinión era a título personal y no como presidente de la Corte, ya se había referido al tema en igual sentido luego de que el gobernador Lifschitz anunció el 1º de mayo en la apertura de sesiones legislativas la intención de avanzar en este sentido para perseguir el narcotráfico.

 

El magistrado también fue consultado sobre los ataques a edificios y personas que han participado de las investigaciones a las bandas narco en Rosario y dijo que se trata de hechos lamentables que “nunca existieron en la provincia”. En ese sentido, también sostuvo que las críticas expresadas en su momento por la situación no fueron contra Pullaro, sino exigiendo resultados.

 

Además, Gutiérrez habló de los dichos del ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, que esta semana expresó que no era bueno que un expresidente vaya preso y señaló: “No creo que esté a favor de encubrir a nadie que haya cometido un delito. A lo mejor no fue muy clara la explicación, eso es otra cosa”.

 

—Apenas lo mencionó el gobernador, usted cuestionó la intención de avanzar con la ley de narcomenudeo por la falta de recursos para implementarlo, ¿no?

Corremos el riesgo de meter presa a pobre gente que a lo mejor vende para consumir

—Más allá de los recursos, que eso lo prevé la ley de traspaso, esto viene de cuando Arslanian era ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. Él fue quién impulsó esta ley porque creía que iba a favorecer la investigación y no ha dado los resultados esperados. Además, por una cuestión técnica, esta es una opinión mía, no de la Corte, estamos cortando la investigación en una parte, cuando debe continuar en la otra, que es el fuero federal, porque es un delito federal. Entonces, corremos el riesgo de mayor corrupción policial y también corremos el riesgo de estar metiendo presa a pobre gente que a lo mejor vende para consumir o para vivir. Cortamos la investigación a la mitad, porque el primer paso es la venta, pero después viene quienes la producen.

 

“¿Vamos a tener dos jueces distintos? Es preferible que eso esté en manos de un solo juez, aparte de las cuestiones de logística y de jueces capacitados para investigar esto y de todos los elementos técnicos necesarios para la investigación”, añadió.

 

—Cuando se habla de los resultados, tampoco hay acuerdo de si esto ha funcionado o no en otras provincias. Los que están en contra dicen que no ha sido bueno y los que están a favor sí. En Santa Fe la red de vecinales por la inseguridad está pidiendo que la provincia adhiera y le pidieron que si estaba en contra haga una propuesta.

—La propuesta, digale al encargado de la vecinal, con todo el respeto que me merece su opinión, se la tiene que dar la Justicia Federal y el gobierno nacional. La Justicia con todos sus órganos de prevención, que es la Policía Federal, la Policía Aeronáutica, todos los que nos visitan diariamente acá. Son ellos los que deben dar la respuesta en relación a este tema de la droga.

 

—Los ataques a edificios y testigos que han participado en los procesos que se siguen en Rosario por causas de narcotráfico han sido las grandes preocupaciones del año. ¿Piensa que ha habido un avance para solucionar el tema?

—Yo no soy un experto en seguridad, pero hay elementos que son esenciales, primero la prevención y segundo, la inteligencia, que es el conocimiento de lo que está pasando. Inteligencia, no para que lo espíen a usted o a mí, sino en el buen sentido, en el que se utiliza en todas las partes del mundo. Esto es fundamental en este aspecto. Estamos a la expectativa. Estos hechos fueron lamentables. Nunca existieron en la provincia de Santa Fe estas cuestiones como las balaceras y gracias a Dios que no tuvieron ninguna consecuencia personal para nadie, ni para los jueces ni sus familiares.

 

—Da la impresión que eran mensajes, más que atentados…

—Usted tiene que tener en cuenta que mientras se producían esas balaceras, se estaba resolviendo en primera instancia la causa de Los Monos, y ahí no solo hay ciudadanos comunes sino también cinco o seis policías condenados.

 

—Hace unos meses salió duramente contra el ministro Pullaro por la inseguridad y las balaceras. ¿Cree que hoy cambió eso?

—Yo no salí contra Pullaro. Yo lo que dije es que quería resultados, sobre todo con el tema de las balaceras. Estamos poniendo en juego las instituciones, esto lo dijo el mismo gobernador, no solo yo. Si estamos poniendo en juego las instituciones y no damos respuestas a estas cuestiones y el tema de la droga en la provincia sigue avanzando es muy preocupante. Eso es lo que dije en su momento, pero no dirigido a él, porque hoy está él y mañana puede estar Juan Pedro y diría lo mismo.

 

—¿Piensa que sigue avanzando el narcotráfico en la provincia?

—La verdad es que no tengo precisiones ni estadísticas. Pero, indudablemente más allá de que avance o no, hay que resolver el tema. Esta provincia no puede seguir en la situación que está viviendo. Más allá de que conozco y me ha manifestado su preocupación permanente el gobernador de la provincia. Lo mismo que cuando nos reunimos con él para pedirle garantías de seguridad para los miembros del Poder Judicial, el gobernador enseguida dio la orden.

 

—Esta semana el ministro de Justicia de Nación, dijo que no es bueno que se pida la detención de un expresidente y habló sobre las prisiones preventivas y muchos le salieron al cruce. ¿Cuál es su opinión al respecto?

—Yo lo conozco bastante a Germán Garavano hace mucho tiempo. Desde que él era funcionario del Banco Mundial, hace 30 o 35 años. En derecho hay posiciones distintas con la prisión preventiva. Después está la discusión si se debe dar por la sospecha de si el procesado puede tratar de eludir la Justicia. Bueno, esos son todos juicios de valor que tienen que hacer cada uno de los jueces cuando tienen las causas en sus manos. No se puede hablar en forma general sobre prisión preventiva sí o no. Indudablemente que se supone que un juez debe analizar todas las situaciones particulares para cuando dice que sí y cuando dice que no.

 

—¿Le parece excesivo lo que dijo Carrió de pedirle juicio político?

—Lo conozco a Garavano, y no creo que esté a favor de encubrir a nadie que haya cometido un delito. A lo mejor no fue muy clara la explicación, eso es otra cosa. Pero, de ahí que por una declaración que se puede compartir o no…

 

—Lo llamativo es que los que han salido a repudiar a Garavano han sido sectores políticos y no del mundo del derecho, donde siempre hay distintas visiones sobre la prisión preventiva, ¿no le parece?

—Sí, si bien hay pautas establecidas a estos fines, siempre queda en la valoración del juez esto. El juez puede decir blanco o negro en primera instancia y si no están los recursos de apelación para resolverlo. Pero tampoco hacer una cuestión de Estado por la declaración de Garavano. A lo mejor no fueron muy felices, no fueron muy precisas, no fueron muy claras, eso es un problema distinto.

 

 

 

 

Nota: Diario Uno Santa Fe.