Complejo panorama de la industria automotriz

Marcelo Barros, secretario general de Smata Rosario, sorprendió con un panorama complicado en la planta de General Motors en Alvear. La firma viene de realizar una millonaria inversión para fabricar el nuevo Cruze. Pero eso no fue obstáculo, dijo el gremialista, para que en un año se fueran cerca de mil empleados de la compañía a través de retiros voluntarios. Ese achique podría ser mayor: “En una semana se deja de fabricar el Corsa y en un mes el Agile, si la situación no cambia, en marzo van a sobrar 700 empleados en la planta”, dijo.

smata