Comerciantes preocupados por el aumento en la boletas de luz

En consonancia con los reclamos que se hicieron públicos en otras localidades de la provincia de Santa Fe, en Villa Constitución no son pocos los comerciantes y particulares que advirtieron sobre el excesivo incremento de la energía eléctrica; llegando a casi duplicar el precio en el mismo periodo.

Comerciantes y usuarios residenciales denunciaron aumentos desproporcionados en el servicio de energía eléctrica.

A fin de enero, desde el Gobierno Nacional anunciaron el incremento en las tarifas de energía eléctrica. La Resolución 20/2017 dispone un incremento de aproximadamente un 37%, pasando el precio mayorista  para usuarios residenciales de 0 MWh a $ 400 MWh a partir del 1° de Febrero.

En esa oportunidad se informó sobre cómo iba a impactar este aumento en la provincia de Santa Fe, y lo detallaron de la siguiente manera:  $ 35 mensuales promedio en la tarifa final, para usuarios residenciales más representativos, que son quienes consumen bimestralmente entre 300 y 500 kilowatts-hora. Y  $ 190 mensuales para los usuarios Comerciales e Industriales con consumos bimestrales hasta 4000 kilowats-hora.

Desde la Empresa Provincial de la Energía, explicaron que del millón de usuarios residenciales, 348.500 acceden a tarifas subsidiadas, de los cuales 80.000 son beneficiarios de la tarifa social provincial, 72.000 tarifa provincial a jubilados, 55.000 tarifa social nacional jubilados y 141.000 con tarifa social nacional.

Por último, desde la empresa provincial aclararon que los impuestos que se aplican a la tarifa, representan una tercera parte de la composición de la factura final.

 

Numerosos reclamos

Por estos días, cuando comenzaron a llegar las facturas de energía eléctrica que comprende el periodo del último aumento, las voces de desacuerdo comenzaron a hacerse escuchar y las colas de usuarios realizando sus reclamos en la oficina local de la EPE se extendían por media cuadra.

En tanto, en la dependencia villense de la EPE no hay personal autorizado para hacer declaraciones por el tema “tarifas”, asunto sensible que evitan exponer desde diferentes voces y se unifica en declaraciones únicamente provinciales. Asimismo, aseguraron que una vez atendidos cada uno de los clientes, a quienes se les explica particularmente cada caso, aseguran que los usuarios comprenden que se trata del aumento anunciado por la Nación y no un problema de medición de consumo.

Esta aclaración vale ya que hace unos años atrás, hubo un corrimiento en la fecha de medición del consumo y eso provocó que en un periodo determinado las facturas se vieron abultadas pero la causa fue que se contabilizó más días que los habituales. En esta oportunidad no existe ningún tipo de inconveniente con la medición; por lo que se trata únicamente del aumento de la tarifa.

 

Muchos tipos de tarifas

Otro de los motivos por lo que desde la Empresa Provincial de la Energía mantienen cautela a la hora de generalizar este tipo de aumento se debe a que las tarifas vigentes son variadas y contemplan la tarifa social, la de jubilados y pensionados, tarifa de uso residencial, tarifas comerciales e industriales; tarifas con descuento por reducción de consumo en años anteriores; es decir, que existen múltiples factores para estimar el precio total de una boleta de luz.

Otro punto a tener en cuenta es que se trata de la factura que incluye los meses de mayor consumo, ya que corresponde a la época estival.

 

La luz más cara del país

Hace unos días atrás, diario La Nación comparó el precio de la energía eléctrica que pagan las diferentes provincias de Argentina. En este ranking, Santa Fe es la segunda más cara de todo el país, siendo la más cara la de la provincia de Neuquén y la más barata en la provincia de Santa Cruz.

El matutino nacional realizó la comparación entre la mayoría de las distribuidoras del país (las que publican sus cuadros tarifarios), tomando como base un consumo de 200 kW mensuales, el promedio residencial de una vivienda sin excesos de artefactos eléctricos. No se computan descuentos por ahorro de energía ni tarifa social.

Ese monto en Santa Fe alcanza los $ 456; en Jujuy, $ 382,56; en Salta, $ 292,88; en Mendoza, $ 201,92; en Chaco, $ 257,96 (el precio del kW incluye el IVA); en Entre Ríos, $ 321,68; en Tucumán, $ 250; en Neuquén, $ 447,38; en Catamarca, $ 309,86; en Córdoba, $ 406; en Misiones, $ 263,69; en Corrientes, $291,64; en Río Negro, $ 273,90, y en San Luis, $ 307,61.

A pesar del rebalanceo, las distribuidoras de la Capital Federal siguen teniendo tarifas que están entre las más bajas del país. Para el ejemplo analizado, en Edesur se pagan $ 221,52, y en Edenor, $ 213,34.

 

“Servicio de calidad”

El gobernador Miguel Lifschitz se refirió a la comparación del alto costo de la energía en Santa Fe evaluando que “a veces algunos solo miran los números, comparan con otras provincias y hablan de los costos de las tarifas, y Santa Fe aparece como una de la que tiene tarifas comparativamente más altas. Claro que cuando uno mira la realidad aparecen los por qué de esos valores”. En ese sentido  detalló que esto ocurre “en principio, porque no tenemos los subsidios que tienen la ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires; en segundo lugar, porque la EPE brinda un servicio de calidad y las cosas buenas siempre tienen un costo más alto; en tercer lugar, porque desde hace cinco o seis años tenemos un plan de inversiones que no tiene ninguna otra provincia, y que incluso pensamos en ampliar, y lógicamente a las inversiones hay que financiarlas; además, tenemos una política de protección social que no todas las provincias tienen, con tarifas sociales para uno de cada tres usuarios; y también nos hacemos cargo de cobrar el alumbrado público en la mayoría de las ciudades, algo que deberían hacer municipios y comunas, y eso también sobrecarga los costos de la tarifa”.

 

EL DATO

En la dependencia villense de la EPE no hay personal autorizado para hacer declaraciones por el tema “tarifas”.

 

Fuente: Diario El Sur, de Villa Constitución