Buscan que los contribuyentes cumplidores tengan un beneficio en 2019

El gobierno provincial presentará un proyecto para un descuento del 10% en el impuesto inmobiliario para aquellos que hayan pagado al día los últimos tres años

 

Este martes en UNO en la Radio el ministro de economía, Gonzalo Saglione adelantó: “Hoy anunciamos una medida que no es habitual que suceda, estamos premiando al contribuyente ejemplar con una reducción, un descuento del 10% en el impuesto inmobiliario en el 2019 en tanto y en cuanto haya pagado al día los últimos tres años. Es decir que no haya acumulado deuda al 31 de diciembre del 2015, 2016 y 2017 respectivamente”.

 

“Para no caer siempre sobre los mismos, lo que hemos propuesto es que municipios y comunas puedan gestionar el cobro del inmobiliario vencido al 31 de diciembre de 2017 involucrándose con API en esa gestión, y permitiendo así que los contribuyentes que no tienen hoy sus impuestos al día puedan pagarlos y eso evite que tengamos que recaer una vez más sobre los cumplidores. Esto es un proyecto de ley que se va a elevar en estos días a la Legislatura que tiene que ser discutido en ese ámbito para que pueda llevarse adelante”.

 

Asimismo, habló del presupuesto para el año que viene y cómo afectará al transporte: “El proyecto de presupuesto presentado por el Poder Ejecutivo nacional y que está en tratamiento en la Cámara de Diputados actualmente prevé la eliminación del transporte urbano e interurbano en el interior del país. Se mantienen algunos subsidios en el área metropolitana de Buenos Aires en virtud de que son dos jurisdicciones distintas la Ciudad Autónoma del conurbano porque lo que se elimina es el subsidio al transporte intrajurisdiccional. Concretamente, el presupuesto de 2019 supone cero pesos al transporte en el interior de la Argentina. Hasta fin de año esto está garantizado. Empezará a regir en enero del año que viene”.

 

“Nosotros como provincia donde el transporte es tan importante les hemos planteado la necesidad al gobierno nacional de buscar elementos que nos permita a los gobiernos provinciales y municipales estar disponiendo de recursos para evitar que esta decisión tomada por el Poder Ejecutivo se traslade al precio del boleto del colectivo que toman miles y miles de usuarios y no están en condiciones de absorber esta tarifa. En este escenario el gobierno nacional le está pidiendo un esfuerzo a todos los argentinos y lo que nosotros planteamos es que como mínimo ese esfuerzo tiene que ser parejo. Por eso planteamos esta propuesta del 1% de alícuota a los bienes personales para que los pocos miles de argentinos que han logrado acumular riquezas en el exterior paguen ese impuesto y con esa recaudación que se coparticipa a las provincias podamos al menos evitar que una parte de la tarifa se incremente”.

 

“Hasta el momento a esa propuesta el gobierno nacional no la ha transformado en proyecto de ley, estamos esperando que lo hagan. Nos han transmitido que tienen interés en hacerlo, pero en el proyecto del presupuesto no está previsto”, agregó Saglione.

 

Y opinó: “El gobierno nacional desde el inicio de su gestión en forma progresiva fue eliminando el subsidio a la generación de la energía eléctrica y hoy la tarifa a la energía que compran todas las empresas distribuidoras ya no tiene subsidio alguno. En paralelo, lo que hizo fue diseñar un sistema de tarifa social para determinados grupos de usuarios que no están en condiciones de pagar. En Santa Fe hay 210.000 usuarios que están alcanzados por este beneficio. Evidentemente la quita del mismo impactaría una vez más en los que menos tienen y por eso le estamos planteando al gobierno nacional que hay que buscar elementos para evitar que eso suceda”.

 

Sobre el contexto nacional, destacó: “Pasa habitualmente que en Argentina discutimos variables que no hacen al día a día de la gente. Se habla mucho del dólar, de la tasa de interés y no hablamos de lo que más nos debería preocupar que es la tasa de inflación que tanto impacta en la capacidad de compra de la gente. Y la evolución de la tasa de desempleo es un agravamiento del problema en el mercado laboral argentino. También hace tres años pareciera que en la agenda de políticas económicas no está la variable de producción, se habla mucho de financiamiento de deuda externa, de préstamos de financiamiento pero no hablamos de una agenda productiva, por eso me parece bien que focalicemos en lo que a la mayoría de los argentinos nos preocupa que es que recuperemos los niveles de producción que hemos perdido”.

 

“El grueso del consumo macroeconómico se alimenta a partir del salario de los trabajadores. Es evidente que se ha perdido el poder de compra. En ese marco, con un consumo en caída la actividad económica va a caer porque el primer componente es el salario. Otro componente es la inversión, con una tasa de interés tan alta, qué inversión productiva permite pagar ese costo del financiamiento. Los que tienen recursos prefieren aplicarlos a inversiones financieras en donde sin mucho riesgo y en muy poco tiempo obtienen ganancias importantes en lugar de llevar adelante la inversión productiva que es lo que genera trabajo”.

 

 

 

Nota: Diario Uno Santa Fe