Bancos empiezan a bajar las tasas de créditos

COSTOS Y GANANCIAS. La tasa nominal anual se ubica ahora cercana al 34%, en promedio, para un préstamo personal, y al 28% para un prendario.

descargaEl enfático pedido que hizo a los bancos el presidente del Central, Federico Sturzenegger, de trasladar a los créditos que cobran a clientes la baja de tasas que aplica semana a semana sobre las Lebac, empieza a tener alguna respuesta del sector y a materializarse, ahora, con más fuerza. Las entidades aplicaron en estos últimos diez días un recorte de alrededor de cuatro puntos porcentuales sobre las tasas de interés de los créditos al consumo, personales, prendarios y tarjetas de crédito.

El sector había mostrado hasta ahora una fuerte resistencia para acompañar el descenso en los rendimientos de las Lebac, referencia para los costos de los préstamos de todo el sistema financiero. Habían replicado este movimiento sólo en el retorno que pagan a los clientes por sus depósitos: la tasa Badlar, que rige para los depósitos más grandes, cayó desde un máximo de 30% al 22% anual. En las tasas de los créditos, en cambio, el ritmo de baja fue más lento: los bancos buscaron mantener una amplia brecha entre ambas y, con esto, sus márgenes de ganancia.

No es buen momento para el negocio bancario. Las novedades auspiciosas que se ven en la baja de la inflación resuenan en el sector como datos poco alentadores para la actividad: las mesas de dinero saben que ahora deberán trabajar con menores márgenes de ganancia y que se verán forzados a aumentar la escala de su negocio. El contexto que imperó en los últimos años les había permitido siempre cobrar altos costos por sus líneas de préstamos y pagar a los depositantes tasas menores a la inflación. Pero los últimos números de sus balances describieron un cambio de escenario: las ganancias de agosto (5.325 millones de pesos) fueron un 23% más chicas que las que habían percibido en julio.

Con este nuevo descenso de tasas, aplicado, el recorte acumulado ya asciende a los siete puntos porcentuales desde que tocaron un máximo (frente a un recorte que superó los 11 puntos en las Lebac). “En préstamos personales y tarjetas, las bajas fueron menos marcadas. En prendarios, en cambio, se sintió un poco más la volatilidad, con ligeras subas en el primer semestre y luego bajas en los últimos meses”, comentaron desde una de las principales entidades.

Los bancos copiaron la baja de tasas del Central sólo en las líneas comerciales. En adelantos en cuenta corriente, por caso, la reducción fue de alrededor de 10 puntos desde mitad de año hasta hoy. El costo para estos créditos a cortísimo plazo que toman las empresas, para financiar capital de trabajo, se ubica ya en 27,50% anual, según el último dato del Banco Central.

Fuente: El Ciudadano & La Gente