Apuran reforma laboral

Los senadores de Cambiemos quieren votar el proyecto de reforma previsional y el Pacto Fiscal este miércoles, después de la jura de los nuevos miembros de la Cámara alta, aunque tendrían que reunir una mayoría de dos tercios para habilitar el debate.

 

El 29 de noviembre a las 10.30 el Senado celebrará una sesión especial para tomarles juramento a los 24 legisladores electos en los comicios de octubre y la intención del oficialismo es aprovechar esa jornada para someter a votación esos proyectos.

 

 

Si bien todavía no está definido, esa opción se está hablando en Cambiemos y también en el sector del justicialismo que lidera Miguel Pichetto, según confirmaron a <NA> fuentes de esos dos espacios que, el último jueves, consensuaron un nuevo cálculo para el aumento de las jubilaciones contemplado en la reforma previsional.

 

 

Gracias al acuerdo entre ambos partidos a partir de una propuesta del PJ para modificar el proyecto original enviado por el Gobierno, la iniciativa tuvo dictamen favorable de las comisiones conjuntamente con el Pacto Fiscal y el nuevo régimen de responsabilidad fiscal.

 

 

No obstante, para el miércoles no habrán transcurrido todavía siete días entre la firma de los dictámenes y su debate en el recinto del Senado, lo cual impone condiciones especiales al tratamiento de los temas.

 

 

De acuerdo al reglamento de la Cámara alta, si no hay un espacio de siete días corridos entre la firma de un dictamen y la sesión en la cual es sometido a votación, se necesita que una mayoría de dos tercios de los senadores presentes habilite el debate del tema en cuestión.

 

 

Así, el oficialismo y el PJ tendrán que alcanzar ese número si quieren someter los proyectos a votación el miércoles o, de lo contrario, convocar a una sesión para el jueves como había pensado en un principio el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.

 

 

La reforma previsional que impulsó el gobierno modificaba el cálculo de la movilidad de los haberes, que actualmente se basa en el índice de inflación y en la recaudación, para pasar a tomar el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec más un adicional anual del 5% de la variación del PBI.

 

 

Durante la reunión de comisiones del último jueves, Pichetto criticó ese punto de la iniciativa por considerar que ese 5% representaría un monto “muy pobre” e “insignificante”, y propuso una fórmula alternativa que fue aceptada por el gobierno.

 

 

Así, el proyecto establece que la fórmula para calcular el incremento combinará el IPC y el Ripte, que es el coeficiente de adecuación de los salarios: el 70% por ciento del aumento estará determinado por la inflación y el 30% restante por el Ripte.

 

 

Pese a esa modificación lograda por el justicialismo, en el multifacético espacio peronista no hay un consenso amplio sobre el proyecto, como lo indicó la camporista Anabel Fernández Sagasti recientemente.

JURARÁN LOS SENADORES

Los 24 senadores nacionales electos en los comicios de octubre pasado prestarán juramento el próximo miércoles para incorporarse a la Cámara alta, con miras al recambio legislativo del 10 de diciembre, y todas las miradas estarán puestas en Cristina Kirchner.

 

 

La sesión especial fue convocada para las 10.30, cuando las autoridades de la Cámara alta le tomarán juramento a los legisladores electos por las provincias de Buenos Aires, Formosa, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Jujuy, La Rioja y Misiones.

 

 

La fecha obedece a lo que manda el artículo 7 del reglamento del Senado, que indica que “el 29 de noviembre de cada año de renovación o el día inmediato hábil anterior si fuera feriado, se reúne el Senado para incorporar a los senadores electos”.

 

 

A los senadores se les tomará juramento por provincia (son tres por cada uno de los ocho distritos que eligieron ese cargo este año) y por orden alfabético de provincias y de nombres.

 

 

En la sesión, todas las miradas estarán puestas en la ex presidenta Cristina Kirchner, que asumirá la banca por la minoría de la provincia de Buenos Aires y llega a la Cámara alta en medio de su enfrentamiento con el jefe del bloque PJ-FpV, Miguel Ángel Pichetto.

 

 

Además, en los últimos días el sector de Pichetto puso en stand by el proyecto de reforma laboral que envió el Gobierno hasta la “nueva composición del Senado”, por lo que el tema podría ser discutido cuando la exmandataria, crítica de la reforma, ya esté sentada en su banca.

 

 

También prestarán juramento los dos senadores por la mayoría de la provincia de Buenos Aires, Esteban Bullrich y Gladys González, de Cambiemos, bloque que crecerá en cantidad de escaños y que confía en poder convertirse en primera minoría.

 

 

No obstante el juramento, los senadores asumirán en sus bancas el 10 de diciembre, cuando se empiezan a computar los seis años de mandato que tendrán cada uno de los 24 electos.

 

 

El martes pasado, de acuerdo a lo dispuesto por el reglamento de la Cámara alta la Comisión de Asuntos Constitucionales aceptó y dio su visto bueno a los títulos de los senadores electos titulares y suplentes, en un trámite rápido y sin inconvenientes.

 

 

Además de los tres senadores nacionales por Buenos Aires, jurarán por Formosa José Mayans y María Teresa González (PJ) y Luis Naidenoff (Cambiemos); por Jujuy Mario Fiad y Silvia Giacoppo (Cambiemos) y Guillermo Snopek (PJ) y por La Rioja Julio Martínez e Inés Brizuela y Doria (Cambiemos) y Carlos Menem (PJ). Por Misiones lo harán Maurice Closs y Magdalena Solari (Frente Renovador de la Concordia) y Humberto Schiavoni (Cambiemos); por San Juan Roberto Uñac y Cristina López (PJ) y Roberto Basualdo; por San Luis Adolfo Rodríguez Saá y María Eugenia Catalfamo (PJ) y Claudio Poggi (Cambiemos) y por Santa Cruz Eduardo Costa y María Belén Tapia (Cambiemos) y Ana María Ianni (FPV).

 

 

Tanto los tres formoseños, como la jujeña Giacoppo, el riojano Menem, el sanjuanino Basualdo y el puntano Rodríguez Saá ya son senadores nacionales, por lo que durante la ceremonia revalidarán su juramento.

 

 

Fuente: El Ciudadano Web.