Una multitud se movilizó en Rosario contra el ajuste

En lucha

Unas 10.000 personas marcharon por el centro de la ciudad, que estuvo casi desierto por el alto acatamiento de la huelga. “Fue un parazo”, dijo Sonia Alesso

 

En Rosario los trabajadores estuvieron en la calle. Pese a que la conducción nacional de la CGT convocó a un paro sin movilización, los gremios rosarinos coparon este lunes el centro de la ciudad y unas 10.000 personas se manifestaron contra las políticas del gobierno de Mauricio Macri.

En un desolado centro de Rosario, donde sólo abrieron unos pocos comercios, los trabajadores realizaron dos marchas. Una de ellas tuvo como protagonistas a la UOM, Empleados de Comercio y Municipales. Se movilizaron desde la plaza Pringles hasta la plaza Montenegro y luego empalmaron con la masiva marcha de la CTA y el Movimiento Obrero Santafesino (MOS), que partió desde la sede de La Bancaria, en San Lorenzo y Corrientes, y culminó con un acto frente a la Ansés.

El secretario de la CTA Rosario, Pablo Junco, fue uno de los oradores del acto que tuvo al gobierno nacional como destinatario de todos los cuestionamientos. “Hay que ponerle freno a este gobierno oligarca y de Ceos que viene por nosotros”, dijo Junco. Y agregó: “Es una jornada histórica porque estamos defendiendo nuestra dignidad”.

Por su parte, Walter Palombi, titular del Sindicato del Correo de Rosario reclamó a la CGT Nacional un plan de lucha. “No queremos un paro de 24 horas y que después no se haga más nada”, dijo. Y fue más allá: “A este gobierno hay que derrotarlo en 2019 pero mientras tanto la pelea es en la calle y hoy lo demostramos en Rosario, que es la capital nacional del paro”.

Martín Lucero, de Sadop Rosario, destacó que el paro “se construyó desde abajo hacia arriba”, porque “lo pidieron los trabajadores”. “Estamos cansados de este gobierno de mentirosos”, acusó Lucero ante la multitud que entonaba el reconocido cántico que insulta al presidente Macri.

La titular de Amsafé y Ctera, Sonia Alesso, destacó la unidad de los gremios: “Si algo marca al gobierno de Macri es cómo se unifico todo el movimiento obrero detrás de la lucha”.

Por último, el secretario de Luz y Fuerza, Alberto Botto, se animó a pronosticar el resultado de las próximas elecciones presidenciales: “Hay 2019 y se tienen que ir. Que los legisladores de la oposición nos ayuden y dejen de convalidar el saqueo”.Además, coincidió con Palombi y exigió a la CGT nacional “un plan de lucha” para “sacar de la Argentina a quienes vinieron a robarnos el futuro”.

Alto acatamiento

La ciudad fue casi un desierto. El paro en Rosario tuvo casi un 100% de acatamiento. Sólo algunos pequeños comercios –en la mayoría atendidos por sus propios dueños– permanecieron abiertos.
No hubo colectivos ni taxis. Así, la poca gente que debió ir a trabajar vio dificultades para llegar a sus puestos. “Fue un parazo”, dijo Alesso.

Los principales gremios que adhirieron al paro fueron UOM, Amsafé, Municipales, Coad, ATE, Aceiteros, Luz y Fuerza, Correo, Sutracovi, Sadop, Amsafé, Judiciales de Santa Fe, Bancarios, Obras Sanitarias, Camioneros, UTA, el Sindicato de Peones de Taxis y el Sindicato de Prensa.

 

 

 

Fuente: El Ciudadano Web.

A %d blogueros les gusta esto: