Supermartes: tras suba del dólar vencen las Lebacs

Vení, vení, vení, sacale una foto…

Federico Fiscella dijo a El Ciudadano que “la tasa de interés del 45% es cercana a lo que podría estar aceptando el mercado”. Consideró que la mayoría de las letras (en manos de los bancos y de la Ansés) van a renovarse.

 

Este martes vencerán 681.000 millones de pesos en Lebacs y la incertidumbre reina en el mercado por la posibilidad de que gran parte de los inversores se pasen al dólar y generen una mega devaluación. El economista rosarino Federico Fiscella puso paños fríos a la situación: “La tasa de interés del 45% para las Lebacs es cercana a lo que podría estar aceptando el mercado”.

El economista aportó un dato tranquilizador. Citando a la agencia Bloomberg, Fiscella dijo que miembros del gobierno se reunieron con banqueros argentinos (que tienen un 30% de las Lebacs). Allí, se comprometieron a renovar al menos un 70% de sus letras.

Otro 30% está en manos de la Ansés. Estas Lebacs, según Fiscella, se renovarán automáticamente. “Lo que queda en el aire son las Lebacs que están en manos de individuos y fondos de inversión. Estas se pueden ir al dólar”, dijo el economista. Sin embargo aclaró: “Una tasa del 40% y un dólar a 25 pesos casi no tienen diferencia”.

El monto que vence equivale a unos 29.000 millones de dólares. El Banco Central tiene 60.000 millones, por lo que está en condiciones de hacer frente a la demanda. Sin embargo, un pase total de los inversores en Lebacs a dólares generaría una megadevaluación, que se vería reflejada en los precios.

El verde, al rojo vivo

El dólar se disparó este lunes a un nuevo récord de $25,51 para la venta en una jornada en la cual el Banco Central ofreció US$ 5.000 millones en el sector mayorista ante la fuerte escalada del tipo de cambio, según trascendió en el mercado.

En una rueda con renovado nerviosismo e incertidumbre en la city porteña, la moneda norteamericana trepó $1,79 respecto del viernes, ya que de acuerdo con el promedio publicado por la autoridad monetaria, finalizó a $24,46 para la punta compradora y a $25,51 para la vendedora.

El peso, de ese modo, se devaluó un 7,5% con relación al cierre anterior, mientras que durante el año ya se depreció 34,8%.

En el segmento mayorista, en el cual se registró una fuerte demanda por cobertura, el “billete verde” subió 73 centavos, y quedó a un paso de los $25, al ubicarse en $24,99.

En el circuito financiero informal, el dólar “blue” llegó este lunes a $26.

El volumen operado en el segmento de contado fue elevado al alcanzar los US$ 1,326,458 millones.

El viernes pasado, la autoridad monetaria había desembolsado US$ 1.102 millones, aunque no fue suficiente para frenar al dólar, que ese día sumó 51 centavos.

Al BCRA sólo le compraron u$s 400 millones

Antes de la fuerte suba del dólar, que este lunes cerró a $25,51, el Banco Central ofreció en el arranque de operaciones US$ 5.000 millones a $25 para tratar de descomprimir la presión cambiaria.

De ese volumen, sólo fueron captados alrededor de US$ 400 millones por las entidades financieras.

Así lo pudo confirmar la agencia NA en fuentes del mercado cambiario, en una jornada en la que la divisa se disparó $1,79 por encima de los $23,72 de viernes, a $25,51, un 7,54%.

La autoridad monetaria buscó ponerle un nuevo techo en el segmento mayorista a la divisa, y el mercado interpretó que el BCRA convalidaba la devaluación del peso, indicaron las fuentes consultadas.

Dujovne admite que suba del dólar impactará en los precios

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, admitió este lunes que la depreciación del peso “golpeará” sobre la inflación y el nivel de actividad, aunque confió en que el “proceso de desinflación continuará cuando se calmen los mercados”.

Dujovne, junto al ministro de Finanzas, Luis Caputo, realizaron declaraciones en una rueda de prensa con corresponsales de agencias de noticias extranjeras.

El ministro admitió también que el país tendrá “menos crecimiento y más inflación” como consecuencia de la volatilidad cambiaria y sostuvo que “el gobierno sabe que la depreciación del peso golpea a la inflación”.

El Ministerio de Hacienda dio a conocer un breve resumen de las declaraciones en las que el ministro señala que “la mejor manera de defender el crecimiento es evitar una crisis en la macroeconomía”.

Agregó que la Argentina “no está acostumbrada a que se vean estos movimientos en el mercado de divisas” y dijo que “la tasa de cambio flotante ralentiza el proceso de desinflación”.

Dujovne estimó que el IPC de mayo “puede predecirse”, aunque no adelantó números.

El titular del Palacio de Hacienda dijo esperar que “el diálogo mitigue la volatilidad del mercado de divisas” y dijo que acordó con el Fondo Monetario Internacional(FMI) “no hablar de las negociaciones” que la Argentina realiza con ese organismo.

Agregó que espera poder cerrar antes de las seis semanas estipuladas como plazo usual el acuerdo de financiamiento que el Gobierno está negociando con el FMI y señaló que el crédito que se está negociando es “para garantizar los planes del gobierno”.

El ministro consideró que la Argentina “no le atribuirá sus problemas internos a una situación externa”.

Por su parte, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, señaló que el país “sigue teniendo acceso a los mercados de crédito” y está “bien posicionado ante el FMI”:

Consideró que el peso argentino “se encuentra en un nivel razonable” frente al dólar y sostuvo que “se buscará revertir la volatilidad en los mercados”.

El ministro consideró que el mercado está “poniendo a prueba el tipo de cambio” y consideró que “le gusta ver que los funcionarios públicos reaccionen”.

 

 

 

Fuente: El Ciudadano Web.

A %d blogueros les gusta esto: