Se acelera inflación mayorista y jaquea a comerciantes

Disparada

Según el Indec, fue de 16% en septiembre, muy superior a la suba de 6,5% en el sector minorista. La fuerte recesión impidió que se traslade totalmente al consumidor, pero economistas advierten que esto sucederá en octubre y el resto del año. Preocupación en economistas y críticas de la oposición

 

Los precios mayoristas se dispararon 16% en septiembre según el Indec, el registro más alto desde la asunción del gobierno de Mauricio Macri, lo que refleja que el comercio no trasladó al consumidor el 100% del aumento, ya que el IPC del mismo mes fue del 6,5%. Sin embargo, se espera que esta suba impacte fuerte en la inflación minorista de octubre y en el resto del año.

 

El alza se produjo por un aumento del 15,3% en los productos nacionales y del 24,2% en los importados.

 

El registro de septiembre es también el primer salto mensual de dos dígitos desde el 2011, según las estadísticas del Indec, y duplica el registro de 7,5% de mayo, que era hasta ahora el más alto de la gestión de Macri.

 

Los precios mayoristas alcanzaron así un aumento del 66,1% desde diciembre pasado y duplica la inflación de precios minoristas, que en ese período alcanza al 32,4%.

 

Los desproporcionados ajustes reflejan la corrida cambiaria iniciada en abril, que derivó en una megadevaluación que aún no se trasladó totalmente al costo de vida.

 

Como los precios mayoristas impactan en algún momento en los de venta al público se espera un fuerte traslado en la inflación de los próximos meses, porque aún no descargó sobre el IPC casi la mitad de su evolución anual.

 

Si se tiene en cuenta los últimos doce meses, los precios mayoristas acumularon una suba del 74% y están a seis puntos porcentuales de duplicar también la inflación minorista que en ese período llega al 40,5%.

 

Los precios mayoristas venían mostrando niveles superiores al 4% mensual desde febrero pasado y el salto de septiembre refleja el impacto de la devaluación.

 

La gran diferencia entre la inflación mayorista y la minorista alertó a los economistas, que dudan que el proceso inflacionario pueda cerrar por debajo del 45% en 2018. El economista Maximiliano Montenegro indicó en Twitter que “sólo la magnitud de la recesión está frenando el traslado a precios”.

 

Por su parte, el liberal Diego Giacomini también mostró gráficos en las redes que explican que la inflación minorista aún no respondió a la evolución de la mayorista.

 

Julia Estrada, economista de Cepa, ironizó: “Inflación mayorista de septiembre: 16%. Sí, es dato mensual. No, no es un dato anual”. En tanto, el economista y conductor Roberto Navarro advirtió que esto “ya es una hiperinflación”.

 

Desde la oposición, también llegaron los cuestionamientos. Agustín Rossi dijo que “el camino único de Macri es un callejón”. Y explicó las consecuencias del 16% de inflación en un mes: “Los comercios que no aumentan quiebran y cierran. Los que aumenten cerrarán porque no venderán nada”.

 

El economista Alejandro Kowalczuk consideró que “la recesión explica que el precio mayorista no se traslade al minorista”. Más optimista que sus colegas, dijo que “cuando la economía reactive, hay precios de sobra para trasladar”.

 

El rosarino Salvador Di Stéfano comparó la situación con el 2002, tras la explosión de la crisis de 2001. “En 2002, la inflación minorista fue 40,9% mientras que la mayorista fue de 118,2%. El dólar tuvo un aumento del 300%. En los primeros 9 meses de 2018, la inflación minorista acumula 32,4% y la mayorista un 66,1%. El dólar aumentó 100%. ¿Estamos mejor?”, se preguntó.

 

 

 

 

Nota: El Ciudadano Web

A %d blogueros les gusta esto: