Reforma constitucional: cartas van, cartas vienen

En debate

El diputado Rubeo publicó una carta abierta al gobernador Lifschitz sobre la reforma de la Constitución provincial, donde cuestiona los plazos previstos en el proyecto. Lifschitz había apelado al mismo método para pedirles a los legisladores del oficialismo y la oposición una definición

 

El diputado justicialista Luis Rubeo publicó una carta abierta al gobernador Miguel Lifschitz sobre la reforma de la Constitución provincial. Allí señala que “la propuesta oficial no cuenta con los consensos necesarios”, cuestiona los plazos previstos en el proyecto y opina que la posibilidad de incorporar la reelección del gobernador requiere de “más análisis”.

 

El último viernes, Lifschitz había apelado al mismo método para pedirles a los legisladores del oficialismo y la oposición una definición concreta sobre el proyecto, ante las dilaciones en su tratamiento en la Cámara de Diputados de la provincia.

 

Rubeo –autor de otro proyecto de reforma de la Constitución– comienza su texto remarcando “el empuje que le dio al tema, lo que permitió llegar más lejos que ningún otro gobernador” en el intento de actualizar la Carta Magna.

 

No obstante, el legislador del PJ indicó que “la propuesta oficial no cuenta con los consensos necesarios, no porque no haya voluntad reformista de las fuerzas políticas que componen el cuerpo legislativo, sino porque los tiempos propuestos no son los apropiados ni para el proceso eleccionario de los constituyentes ni para el funcionamiento de la Convención”.

 

“Es un secreto a voces que lo comprimido de los plazos está directamente relacionado con la posibilidad de su reelección –le retruca Rubeo a Lifschitz–, pero para lograrlo deberíamos forzar decisiones que requieren de más análisis, deberíamos obviar las internas abiertas y deberíamos poner a los constituyentes a trabajar contra reloj sin margen para consultas y tiempo suficiente para el debate”.

 

En su carta abierta, Lifschitz había aclarado que el tema de la reelección no es prioritario y para ratificarlo dejó escrito que impulsará la reforma “hasta el último día” de su mandato.

 

Rubeo entiende que apurar el debate solo obedece al intento reeleccionista del actual mandatario. “Quiero manifestar que soy reformista y mi partido también lo es, por eso cuando presenté el proyecto de necesidad de la reforma lo hice con la intención de aprovechar ese impulso que usted le dio al tema pero con plazos que lo hagan posible. La llave de la reforma no está en el contenido sino en los plazos”.

 

La iniciativa de Rubeo propone elegir convencionales constituyentes en la misma fecha de las próximas elecciones a gobernador (en 2019) y establece que la Convención Reformadora comenzará a trabajar el 1º de marzo de 2020 durante 120 días, con la posibilidad de una prórroga por 60 días más.

 

“Las fechas propuestas tienen varias ventajas: contaríamos con el tiempo suficiente para que los proyectos puedan ser debidamente analizados por ambas cámaras, no nos veríamos en la necesidad de evitar las internas abiertas como manda nuestra ley electoral y despejaríamos la especulación política por la reelección, ya que nadie sabe de qué partido va a ser el próximo gobernador”, continuó Rubeo.

 

Según el legislador opositor, no hay que convertir a 2018 en un año electoral sino que los gobiernos y todos los partidos deben “abocarse de lleno a la gestión, no cargando a la ciudadanía con más campañas y elecciones”.

 

Para Rubeo, lo ideal es elegir convencionales el año próximo para reformar la Carta Magna en 2020. “Con los convencionales ya electos, y al fijar en la ley de convocatoria una fecha de inicio, el próximo gobierno sólo tendría que ocuparse de la instrumentación de la Convención. Al darle un plazo más prolongado permitiríamos que los convencionales puedan escuchar todas las voces y debatir con el tiempo y la tranquilidad que una tarea como ésta lo requiere”.

 

 

Fuente: El Ciudadano Web.

A %d blogueros les gusta esto: