Lifschitz firmó el decreto que le pone un techo salarial a los funcionarios políticos. El ministro de Gobierno santafesino Pablo Farías dijo que “el tope que se fija es el de los salarios de los ministros del gabinete”. Ningún funcionario ganará más que el gobernador. La medida no será retroactiva. El gobernador Miguel Lifschitz firmó el decreto Nº 2055/18 por el cual se pone un tope a los salarios de los funcionarios políticos de la provincia. Así lo confirmó el ministro Pablo Farías, quien explicó que desde ahora ningún funcionario ganará más que el mandatario provincial. En diálogo con Cadena 3, el ministro de Gobierno, Pablo Farías, reveló que “el tope que se fija es el de los salarios de los ministros del gabinete”, aunque aclaró que la medida no tendrá efectos retroactivos. “Cualquier sueldo que en la administración pública sea superior, tendrá que retrotraerse al que ganamos los ministros. En las próximas horas se dará a conocer el texto”, anticipó Farías. “Cualquier sueldo que en la administración pública sea superior, tendrá que retrotraerse al que ganamos los ministros”, comentó el titular de la cartera política del gabinete de Lifschitz. La decisión la había anticipado la secretaria de Estado de Energía, Verónica Geese, en medio de la polémica suscitada por los ingresos de los directores y gerentes de la Empresa Provincial de la Energía.

Según el relevamiento que realiza el Centro de Estudios para el Desarrollo Económico Benjamín Hopenhayn. A nivel mensual, el incremento fue de 2,3% en julio. En tanto, en lo que va del año la inflación acumulada en el rubro alimenticio es de 22,6%. Desde julio del año pasado, la harina de trigo común aumentó más de 160%.

 

De acuerdo a lo que se desprende del último informe del Centro de Estudios para el Desarrollo Económico Benjamín Hopenhayn, la inflación continúa representando un tema central en la agenda económica del país y “el incremento en los precios no da tregua, en un marco de caída de la actividad económica”.

 

“Si bien ya se ha comenzado a reconocer que la inflación «presupuestada» oficialmente no podrá cumplirse, se continúan tomando medidas que profundizan el incremento en los precios: nuevos incrementos en las tarifas de los servicios públicos, combustibles y otros elementos fundamentales en la formación de precios”, advierte el trabajo y recuerda que según los datos del IPC nacional, en junio de 2018 el incremento mensual del nivel general fue del 3,7% mientras que el rubro alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó un 5,2%.

 

Resumen del informe de julio

  • Los números que arrojó el relevamiento en términos interanuales de los más de 135 productos disponibles entre julio de 2017 y julio de 2018 fueron los siguientes:
  • El aumento interanual ponderado promedio de la canasta básica fue del 32,9% y el incremento mensual fue del 2,3%.
  • El 19 por ciento de los productos relevados –27 productos– superó incrementos interanuales del 50%.
  • El 30 por ciento –42 productos– se comportó dentro de una franja de aumentos del 33% al 50% interanual.
  • El 45 por ciento –63 productos– aumentó entre un 0,1% y un 32,9% interanual.
  • El 5 por ciento –7 productos– no presentó variaciones e incluso disminuyó sus precios. La variación acumulada de los incrementos en los alimentos y bebidas durante el período enero-julio fue del 22,6%.
Evolución del Precio de Alimentos de julio- CEDE- BH
En este sentido, hay que destacar que se incluye solamente los datos correspondientes a Alimentos y Bebidas (uno de los nueve rubros que componen el Índice de Precios). Es decir, quedan excluidas las variaciones en las tarifas a los servicios como luz y gas –que impactan directamente en los precios de los bienes de la canasta básica, ya que representan un costo muy importante en la producción, distribución y almacenamiento de dichos bienes–, el combustible, las prepagas, los alquileres, los espacios de esparcimiento, entre otros, que afectan fuertemente el bolsillo de cualquier ciudadano.

 

Es decir, solo en alimentos y bebidas, entre enero y julio el incremento fue superior a lo esperado para todo el año 2018. Otro dato importante a tener en cuenta es que, si bien la variación mensual registrada en julio fue menor a la observada en el mes anterior, la variación interanual supera el techo previsto en el acuerdo con el FMI.

 

Aclaraciones respecto del trabajo

El relevamiento únicamente incluyó los precios de góndolas ofrecidos por un supermercado de proyección nacional (Coto), desde el sitio web del mismo (Coto Digital).

Los Alimentos y Bebidas relevados y sus respectivos ponderadores son los utilizados por el Indec para elaborar su IPC (extraídos de la Actualización Metodológica que publica dicho organismo).

Bajo ningún aspecto esos números pueden asimilarse a un eventual índice de inflación.

 

 

Fuente: Diario Uno Santa Fe.

A %d blogueros les gusta esto: