La oposición mandó al freezer la reforma constitucional

Sin cambios

La sesión especial duró más de seis horas y tuvo treinta oradores. Con el voto negativo de 25 diputados, la Cámara baja rechazó el tratamiento sobre tablas del proyecto enviado por el Ejecutivo.

 

La Cámara de Diputados de la provincia rechazó el tratamiento sobre tablas del proyecto enviado por el Ejecutivo para declarar la necesidad de la reforma constitucional y lo devolvió a la Comisión de Educación, donde seguirá siendo analizado, aunque sin chances concretas de que haya avances en lo que resta del año.

 

La falta de consenso político entre el oficialismo y la oposición, la decisión del Frente Progresista de acelerar los tiempos del debate legislativo y la inclusión de la reelección del gobernador entre los puntos a reformar sellaron la suerte del proyecto remitido por Miguel Lifschitz a la Legislatura el pasado 16 de abril.

 

La iniciativa había sido girada por los presidentes de bloque a cinco comisiones. Solo obtuvo dictamen favorable en la primera (Asuntos Comunales) y luego quedó estancada en la Comisión de Educación, donde la oposición tiene mayoría. A principios de agosto, el Frente Progresista pidió una sesión extraordinaria para que los 50 diputados se expresen: el resultado fue negativo y el proyecto volvió a comisiones.

 

La sesión extraordinaria duró casi seis horas y hubo 30 oradores. El debate fue intenso, aunque sin desbordes. Los referentes del oficialismo defendieron el proyecto y acusaron de conservadores a los distintos espacios opositores, que coincidieron en rechazar el tratamiento exprés de la reforma con el argumento de que no se habían logrado los consensos necesarios.

 

En todos los discursos de los referentes opositores quedó sobrevolando la idea de que el verdadero objetivo del gobernador Lifschitz, al acelerar los tiempos del debate, era lograr la reforma para poder competir el año próximo por un segundo mandato. En esa línea se expresaron –entre otros– los justicialistas Luis Rubeo, Héctor Cavallero y Leandro Busatto, los macristas Sergio Más Varela, Germán Mastrocola y Alejandra Vucasovich y los representantes del interbloque Igualdad Rubén Giustiniani y Carlos Del Frade.

 

Tras el debate, la votación del tratamiento sobre tablas del proyecto terminó con 24 votos a favor (todo el Frente Progresista a excepción del diputado radical Alejandro Boscarol, alineado con el intendente de Santa Fe José Corral) y 25 votos en contra de los integrantes de los interbloques del PJ, Cambiemos e Igualdad.

Farías le apuntó al PJ

El gobierno provincial responsabilizó al PJ luego de la sesión en la que se resolvió devolver a comisiones el proyecto de reforma constitucional. “Se quejan de la falta de consenso y no han hecho ningún esfuerzo, sabiendo que el gobierno hace más de dos años que está tratando este tema”, disparó el ministro Pablo Farías. Y apuntó: “Llama la atención algunos legisladores del justicialismo, algunos que estuvieron en el justicialismo y hoy están en el bloque de Cambiemos, que hablan como si no tuvieron historia, como si no hubieran tenido 24 años de gobierno en la provincia de Santa Fe”.

 

En el gobierno no hubo efecto sorpresa. “Era esperado este resultado, lo veníamos previendo”, evaluó Farías. “Hemos perdido una gran oportunidad; estábamos convencidos de que esta era el momento para la reforma”.

 

El ministro de Gobierno pidió que la oposición “haga una profunda lectura política” y acusó, sin dar nombres, a “los dirigentes políticos que quieren que nada cambie”.

 

 

 

Fuente: El Ciudadano Web.

A %d blogueros les gusta esto: