Estacioneros santafesinos demandan a Visa por monopolio

Intentan ponerle fin a lo que consideran “un abuso de posición dominante” a partir de los extendidos plazos de acreditación por las ventas y los altos aranceles

 

Los estacioneros de la Provincia de Santa Fe agrupados en FAENI, con el apoyo de Cecha (Confederación Nacional que nuclea a las empresas del sector expendedor de combustible de todo el país) demandaron a PRISMA, la empresa dueña de las tarjetas VISA.

 

Las acciones conjuntas incluyen una denuncia presentada ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, junto a una demanda en el ámbito de la Justicia Nacional Comercial y un proyecto de ley.

 

El motivo de las presentaciones es poner fin “al abuso de posición dominante que ejerce la dueña de VISA”, debido a los extendidos plazos de acreditación por las ventas con tarjeta de crédito y los altos aranceles que cobra Visa a las Estaciones de Servicio.

 

Desde el sector, aseguran que Prisma es la empresa más importante en el mercado de las tarjetas de débito y crédito en Argentina ya que pasan por sus manos casi el 70 por ciento de las operaciones con esa herramienta de pago.

 

Desde la entidad advierten que la situación se ha vuelto “dramática” para las Estaciones de Servicio que, en su mayoría, son pymes. “Del precio de venta de los combustibles, el 54 por ciento se lo lleva el costo del fluido; los impuestos (sobre los combustibles, IVA, débitos y créditos bancarios, ingresos brutos y tasas provinciales) suman otro 36. De lo que queda todavía hay que pagar los sueldos, cargas sociales, gastos de mantenimiento y de seguridad”, explicaron.

 

“En este escenario el 1,25 por ciento que nos cobra Visa , Mastercard y otras, resulta demoledor”, manifiestan desde FAENI.

 

Según publico el sitio web especializado del sector, www.surtidores.com , “las empresas de tarjetas y los bancos asociados se toman hasta 28 días para depositarles a los estacioneros el importe de la carga (nominalmente son 18 días hábiles). En cambio las expendedoras deben pagar el combustible prácticamente al contado”.

 

Cabe recordar que los directivos de CECHA se han reunido en varias ocasiones con las autoridades nacionales pero nunca consiguieron soluciones. En ese marco es que las entidades que nuclean a las Estaciones de Servicio han desplegado un plan que comienza con la referida denuncia.

 

En tanto, impulsan un proyecto de ley para que el Congreso, como ocurrió en otros países, tome cartas en el asunto y resuelva, cuanto antes, lo que definieron como “el calamitoso problema que atraviesa el sector”.

 

 

 

 

Nota: Diario Uno Santa Fe

A %d blogueros les gusta esto: